¿Dónde puedo comprar una mascarilla contra el coronavirus?

Una farmacia y una persona con mascarilla.
Una farmacia y una persona con mascarilla.
ACN

"Agotadas las mascarillas". Las farmacias de todo el país llevan semanas con letreros similares colgados en sus vitrinas para evitar a los ciudadanos la molestia de tan siquiera entrar a preguntar. Estos elementos de protección se han convertido en uno de los bienes más cotizados desde antes incluso del estado de alarma, por lo que hacerse con uno resulta ahora mismo prácticamente imposible.

Quien tiene una mascarilla tiene un tesoro. Parece ser el mantra que orienta la vida de buena parte del país -y del planeta-, especialmente después de que este viernes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, haya reconocido que probablemente se pida al total de la población española la utilización de mascarillas para prevenir el contagio por coronavirus.

Ante semejante anuncio, surge la duda: ¿dónde consigo la mía? ¿Y si las farmacias no tienen, dónde la encuentro? En condiciones normales, una parafarmacia sería la respuesta más evidente, pero actualmente también se han quedado sin stock.

¿La alternativa? Internet: las plataformas de comercio online. Amazon o AliExpress todavía ofrecen a los usuarios la posibilidad de adquirir mascarillas de distintos tipos. Eso sí, en algunos casos a precios exorbitados, y en otros, no antes de finales de abril. 

También las páginas de segunda mano se han convertido en una plataforma para la venta de mascarillas, en muchas ocasiones con unos precios muy por encima de los del mercado. Un ejemplo, 21 mascarillas desechables por 21 euros.

Quirúrgicas, FPP2, FGP3... La variedad online de mascarillas es muy amplia, pero el problema es siempre el mismo: la fecha de entrega. Esta carestía ha llevado a muchas empresas y a particulares a fabricar sus propios modelos, con materiales tan variados como la tela o incluso el papel de horno. No obstante, no todas ellas cumplen su función. Por eso, es recomendable al adquirir una verificar la homologación

Escasez mundial

El desabastecimiento de las farmacias y la escasa disponibilidad online obedece en gran medida a la elevada demanda por parte de los Ejecutivos para surtir a sus sistemas sanitarios, prioridad de los distribuidores. Una idea de la coyuntura la da que el mismo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya recomendado a sus conciudadanos salir a la calle con bufanda a modo de mascarilla.

De hecho, esta falta de material ha provocado tensiones entre diferentes estados. Hace unos días, el Gobierno italiano denunciaba que un cargamento de mascarillas se había quedado atrapado en la República Checa o esta misma semana un político galo criticaba que Estados Unidos se había hecho con un lote que correspondía a Francia al pagar más al distribuidor en la misma pista de aterrizaje.

Sin embargo, no son las mascarillas los únicos elementos de protección que escasean. Hacerse con geles hidroalcohólicos para desinfectar las manos o con guantes de nitrilo en un periodo breve constituye en estos días un auténtico desafío.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento