Detenida por infringir el estado de alarma y tras dar positivo en la prueba de alcohol

La Guardia Civil de Outes ha detenido a una vecina de esta localidad, de 49 años, por circular en un vehículo por la carretera DP5604, a la altura del kilómetro 0,5, y tras ser interceptada, darse a la fuga por pistas parcelarias y haciendo caso omiso a las señales de la patrulla. Posteriormente, se negó a cumplir la distancia de seguridad con los agentes fijada por el estado de alarma.

Según informa la Benemérita, en la persecución, la mujer fue interceptada nuevamente en la vía principal. Una vez localizado el vehículo, tras adelantarlo y sobrepasarlo, el coche comenzó a dar marcha atrás. "Pero debido al estado de la conductor, no pudo escpaar por segunda vez".

Ya inmovilizado, se le retiraon las llaves del contacto por la ventanilla, manteniendo una actitud de desobediencia y agresividad, llegando a golpear a uno de los guardias civiles con la puerta del coche en una pierna y en un brazo.

Por este motivo, y ante la desobediencia reiterada, se procedió a su detención, facilitándole una mascarilla y guantes sanitarios. La mujer mantuvo, sin embargo, su negativa de mantener la distancia de seguridad, echándose encima de la patrulla para evitar el registro superficial del vehículo, amenazándolos verbalmente e insultándolos continuamente.

Personada una patrulla del Destacamento de Tráfico, se realizaron las pruebas de alcoholemia, arrojando un resultado de 0,98 miligramos por litro por lo que se instruyen diligencias por un delito contra la seguridad vial por conducción bajo los efectos del alcohol.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento