Guía de las mascarillas de hidrogel: ¿realmente funcionan?

La piel asfíctica se puede producir por un uso excesivo e inadecuado de productos para piel grasa.
Cuidado facial.
GTRES

Las mascarillas faciales de hidrogel se han convertido en uno de los trucos de belleza más demandados en los últimos tiempos, ya que son fáciles de adquirir, de usar y hay muchos tipos diferentes según el resultado que se desee conseguir. 

La mayoría de marcas de cosméticos tienen entre sus productos varias mascarillas de hidrogel que, dependiendo del tipo y de sus componentes, sirven para conseguir distintos resultados.

¿Para qué sirven? ¿Cómo se usan?

Las funciones de estas mascarillas están enfocadas, dependiendo de los ingredientes, a hidratar la piel, purificar, tonificar, iluminar, otorgar flexibilidad o dar resultados de antienvejecimiento. 

La mascarilla de hidrogel pueden estar diseñadas solo para aplicarlas debajo de los ojos, con el objetivo de reducir las ojeras y las bolsas, pero la mayoría de ellas cubren la totalidad de la cara. 

Se pueden aplicar en cualquier momento del día, ya sea por la mañana antes de comenzar la rutina diaria, por la noche antes de ir a dormir o usarlas en ocasiones especiales antes de un evento. 

Son de muy fácil y rápida aplicación, ya que basta con lavar la cara y, después aplicar la mascarilla de hidrogel, dejándola actuar, normalmente, entre 15 y 20 minutos, aunque en el envase de cada mascarilla se indicará el tiempo y la forma de uso. Generalmente, tampoco es necesario el aclarado tras retirar la mascarilla.

Sobre su eficacia hay que decir que, como cualquier crema, no hace milagros. Sin embargo, muchas mascarillas de hidrogel contienen vitaminas, sustancias como el ácido hialurónico o componentes naturales que han demostrado su eficacia en la ayuda para mejorar el aspecto de la piel. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento