Sánchez sigue los pasos de Italia y ya se plantea volver a prorrogar el confinamiento por el coronavirus

Sánchez, durante su vista a la fábrica de respiradores
Sánchez, durante su vista a la fábrica de respiradores
RTVE

España sigue los pasos de Italia, en la evolución de la pandemia y en medidas para intentar a contenerla. Así, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se plantea ya volver a prorrogar el estado de alarma y, por tanto, el confinamiento, tal y como este viernes ha hecho el Gobierno italiano, que antes de que termine su plazo del 13 de abril este viernes ha anunciado que los italianos seguirán sin poder salir de sus casas hasta el 2 de mayo.

En Moncloa apuntan este viernes al ejemplo de Italia para dar a entender que también en España se prolongará de nuevo el confinamiento, que Sánchez podría anunciar en los próximos días, En ese caso, el presidente habría decidido  adelantar el plazo que la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, dio hace apenas unos días.

En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros del pasado martes, Montero apuntó a los últimos días de la Semana Santa como el momento en el que el Gobierno estaría en disposición de tomar una decisión sobre ampliar el estado de alarma más allá de su fecha actual de finalización, el 9 de abril. Según explicó la también ministra  de Hacienda, así daría tiempo a comprobar si las medidas en vigor -que este lunes se reforzaron con un paro casi total de la actividad económica- están dando resultado.

Sin embargo, en Moncloa ya se juega este viernes con un nuevo plazo, más corto. En el Gobierno se señala directamente a Italia, que estará confinada hasta el 2 de mayo como el ejemplo que seguirá Sánchez.

Vivir como en Japón

Además de la fecha, el Gobierno deberá determinar qué grado de confinamiento debe prorrogarse y aquí el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, ha señalado que habrá que continuar con las medidas todavía "varias semanas" y ha apuntado dos opciones para perseguir el objetivo que, tras frenar el ritmo de los contagios, buscar mantener el cuidado para que los servicios sanitarios no colapsen, un riesgo que seguirá siendo real hasta la semana que viene, según ha dicho.

Por un parte, España podría seguir confinada como hasta ahora. Por otro, se podría aplicar una solución a la japonesa, permitiendo más contacto pero "reducir la forma en que contactamos para que la transmisión no se pueda producir".

"Aprendamos cómo se funciona en otras sociedades, como la japonesa, aprender a utilizar protectores personales", ha dicho en alusión a las mascarillas, para "reducir los contactos de riesgo".

Autorización del Congreso

En todo caso, Sánchez tiene ya claro que habrá que volver a prorrogar el estado de alarma, para lo que deberá pedir autorización del Congreso, donde crecen las críticas a su manera de gestionar la crisis y de tomar decisiones sin consultar entre cada vez más partidos de la oposición.

Este jueves, el presidente del PP, Pablo Casado, denunció que lleva más de 10 día sin hablar con Sánchez, una situación que podría cambiar este fin de semana, cuando el presidente tiene previsto llamar a los líderes de la oposición para pedir su apoyo al último decreto de medidas económicas y a la prolongación del estado de alarma.

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, José Luis Ábalos, apuntó este jueves en una entrevista en RNE que Sánchez los contactará en los próximos días para informarles de las últimas medidas adoptadas en la lucha contra el coronavirus, con el objetivo de frente a las críticas. 

Pactos de La Moncloa

Tal y como ya apuntó hace unas semanas en el Congreso, Sánchez "vería bien" apostar por una fórmula de unidad entre los partidos para afrontar el coronavirus similar a los llamados Pactos de La Moncloa de 1977, respaldados por todos los partidos para contener el desempleo y la inflación, y favorecer la recuperación.

"Si nos planteamos un proyecto de país, un proyecto de carácter nacional (...) viene muy bien, porque la unidad y el compromiso siempre fortalecen estos proyectos de carácter nacional", dijo Ábalos este jueves, que rápidamente obtuvo respuesta de ERC, que calificó esa idea de "absolutamente incompatible con la Gran Coalición que 'algunos' desearían".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento