Trasladan a los inmigrantes del CIE de Las Palmas a una residencia ante los contagios de coronavirus

El Centro de Internamiento de Extranjeros (CEI) de Barranco Seco, en Las Palmas de Gran Canaria.
El Centro de Internamiento de Extranjeros (CEI) de Barranco Seco, en Las Palmas de Gran Canaria.
QUIQUE CURBELO / EFE

Los inmigrantes del Centro de Internamiento de Extranjeros (CEI) de Barranco Seco de Las Palmas de Gran Canaria fueron trasladados la noche de este jueves a una residencia educativa, informó el magistrado que lo supervisa y que ordenó el martes su desalojo por contagios de coronavirus.

El magistrado Arcadio Díaz Tejera indicó que 35 de los 44 inmigrantes que quedaban en el CIE fueron trasladados después de las 21.00 horas a la residencia, y que en Barranco Seco quedan ocho, cuatro que estaban aislados porque habían dado positivo en coronavirus y otros tantos que están pendientes de saber si también han sido contagiados.

El magistrado recalcó que todos ellos, tanto los trasladados como los que quedan en el CIE, aislados, están en libertad y bien atendidos.

Asimismo, informó de que otro de los inmigrantes del CIE que dio positivo fue derivado este jueves a un centro hospitalario y que de los ocho que quedan, los que están infectados ingresarán en un centro social o sanitario.

Sin síntomas

Los inmigrantes que se encuentran ya en la residencia educativa, dependiente de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, son atendidos por voluntarios de Cruz Roja, que cuentan con equipos de protección individual, ha dicho el magistrado.

Estos jóvenes están asintomáticos y disponen en la residencia con espacio suficiente para evitar los contactos.

El magistrado EXPLICÓ que estos inmigrantes, que dependían del Ministerio del Interior, pasarán a depender del de Migraciones, si bien su tutela le sigue correspondiendo, por lo que seguirá velando por sus derechos y condiciones de vida.

"Una ratonera"

Díaz Tejera recalcó que se trata de un colectivo "bastante vulnerable" y más aún ante la situación generada por la pandemia de coronavirus.

El juez que supervisa el CIE había advertido este jueves de que emitiría un nuevo auto si no se procedía a dar cumplimiento de la orden que dictó el pasado martes de desalojo, porque el centro se había convertido en "una ratonera" donde proliferaban los contagios de coronavirus.

El objetivo de su auto era evitar más contagios, lo que no se podía conseguir mientras el CIE estuviera en funcionamiento.

Díaz Tejera informó la mañana de este jueves también de que un policía nacional de los que vigilan el CIE había dado positivo y que once inmigrantes habían contraído el COVID-19, siete de los cuales están ingresados en centros sanitarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento