Los españoles 'aceptan' la cuarentena y pasan de priorizar el papel higiénico... a llevarse del súper más cerveza y patatas

CERVEZA, CAMARERO, BAR, PRECIOS
La cerveza ya no se consumen en los bares cerrados, sino en el domicilio.
EUROPA PRESS
La cerveza ya no se consumen en los bares cerrados, sino en el domicilio.
EUROPA PRESS

La denominada 'compra búnker', que provocó una oleada masiva de compras de productos no perecederos y de primera necesidad, ha sido sustituida por la 'compra de caprichos' como la cerveza, las patatas fritas o el chocolate. Este fenómeno, según la psicóloga María Paz García-Vera, se debe a que "hemos aceptado la cuarentena con cierta normalidad y estamos retomando nuestros hábitos sociales, pero en casa".

Así, productos que hace apenas días eran los más demandados en los supermercados -como el papel higiénico, la pasta o las legumbres- han cedido su protagonismo a otros alimentos y bebidas que habitualmente se consumirían en los bares y restaurantes.  Ahora, con las despensas llenas, los carros de compra de los españoles se llenan de otro tipo de productos, como la cerveza, las aceitunas, las anchoas, las patatas fritas, el chocolate, el helado, la harina y las bebidas alcohólicas, según muestra el estudio semanal de 'Gelt'.

"El consumo de las personas refleja sus hábitos y sus preocupaciones", asegura García-Vera, catedrática de Psicología Clínica de la Universidad Complutense de Madrid. "Yo creo que estos datos demuestran que la gente sabe que el aprovisionamiento ya está garantizado, entonces están empezando a comprar y consumir más en función de los hábitos que tienen", añade.

Como país sustentado en un "apoyo social contínuo" en diversos sitios, como puede ser el café con los amigos o la cerveza en el bar, la psicóloga cree que el aumento de consumo de ciertos productos se debe principalmente a que "se están normalizando los hábitos y la gente que antes se tomaba la cerveza fuera, pues ahora se la toma en casa".

"Hemos pasado de las 'compras del miedo' a comprar otros productos de hacer todo en casa"

El consumo, en definitiva, refleja lo que la sociedad piensa y siente en un momento determinado. "Si la gente está muy preocupada porque cree que se va a quedar sin provisiones, las conductas de consumo van a ir muy dirigidas a comprar cosas que consideran de supervivencia", explica, y añade que "hemos entrado en una fase que ya no es de alarma, porque la gente que teme por su supervivencia no compra patatas ni anchoas, sino otros productos de primera necesidad".

En definitiva, este cambio en la conducta de consumo denota, según la psicóloga, "que la gente ha pasado de las 'compras del miedo', a empezar a comprar otros productos que "son más de estar y hacer todo en casa". Esto, a su vez, refleja "la capacidad de adaptación que tenemos los seres humanos", pues, según afirma García-Vera, "parece que la sociedad española ya ha aceptado la situación de confinamiento".

Por otro lado, la psicóloga asegura que "ahora empezarán a aumentar otros productos que normalmente no suelen comprarse tanto, como los tintes de pelo y todas las cosas que antes se hacían en otros sitios, pero que ahora se tienen que hacer en casa".

"Yo creo que en el fondo es una buena noticia", confiesa María Paz García-Vera, también coordinadora del servicio de atención telefónico ante la crisis del coronavirus. "Demuestra que hemos aceptado la cuarentena con cierta normalidad y estamos retomando nuestros hábitos sociales, pero en casa", concluye.

"Caprichos" de ocio

Hemos sustituido las quedadas en terrazas por los encuentros virtuales a través de videollamadas, pero los aperitivos y dulces siguen siendo el acompañamiento ideal a la hora de desconectar con nuestros amigos y familiares. 

Según los datos del estudio, en la última semana ha aumentado considerablemente la compra de aceitunas (+93,82%), patatas fritas (+87,13%), chocolate (+79,04%), helado (+76,19%) y anchoas (+60%).

Bebidas alcohólicas: La cerveza, el producto estrella

Antes de que se decretara el estado de alarma, el consumo se repartía en distintas actividades de ocio; pero, desde que se iniciara la cuarentena, todo el consumo se realiza desde casa. 

Esto se ha visto especialmente reflejado en el incremento de ventas de bebidas alcohólicas, usualmente consumidas en bares o restaurantes. La cerveza destaca en el confinamiento como el producto estrella de la última semana, en la que los supermercados han registrado un incremento del 77,65% en la compra de esta bebida. 

En segundo lugar, el vino ha sido otra de las bebidas que ha experimentado un mayor aumento (+62,27%), seguido de las bebidas espirituosas, los destilados (+36,58).

La harina sube un 196% respecto al año pasado

Los ciudadanos se están animando a experimentar con la repostería en días de confinamiento. En las redes sociales predominan imágenes de galletas, bizcochos y magdalenas, entre otras muchas recetas. 

Esto se ha visto reflejado en los supermercados, que han visto cómo la compra de harina aumentaba un 196% respecto al año pasado, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

La importancia de la alimentación ante el sedentarismo

Hace unas semanas, la Academia España de Nutrición y Dietética compartió un documento de recomendaciones de alimentación y nutrición para la población española ante la crisis sanitaria de la COVID-19. 

En definitiva, las recomendaciones de los nutricionistas siguen siendo las mismas que hacían antes de que se inciara la crisis del coronavirus. Éstas son: mantenerse hidratado, bebiendo al menos 1,8 litros de líquido (preferiblemente agua) al día; tomar al menos 5 raciones entre frutas y hortalizas al día; elegir el consumo de productos integrales y legumbres, así como el de productos lácteos; moderar el consumo de alimentos de procedencia animal; y evitar los alimentos precocinados y la comida rápida.

Asimismo, aconsejan moderar el consumo de alcohol e insisten en que "si la cuarentena te causa ansiedad, beber no es una buena solución", por lo que recomiendan sustituir el alcohol en las despensas por otras bebidas, para fomentar la disminución de su consumo. 

Por último, destacan la importancia de mantenerse activos, sobretodo ahora que permanecemos más tiempo sentados. Así, recomiendan no pasar más de dos horas sentados e intentar movernos en casa, ya sea haciendo ejercicio u otra actividad como limpiar, bailar o estirarse.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento