Arrancan en España los ensayos que usan plasma de 'curados' de coronavirus en pacientes que aún están afectados

Una recreación del torrente sanguíneo del organismo.
Una recreación del torrente sanguíneo del organismo.
Softmedia/MIT

Los datos en torno al coronavirus no son del todo esperanzadores. La cifra de muertos con Covid-19 en España ha alcanzado ya los 10.003 y la de contagios ha superado la barrera de los 110.000 con 110.238, según los datos facilitados por el Ministerio de Sanidad. Las buenas noticias vienen en la cifra de recuperados, que va en aumento y ya es de 26.743 personas.

Los sanitarios de todo el país trabajan a destajo, convirtiéndose en héroes por las condiciones en que lo hacen, a pesar de que deberían ser trabajadores cumpliendo su labor, pero no son los únicos en el sector trabajando duramente. Una gran cantidad de investigadores analizan todos los días las posibles vacunas o tratamientos paliativos para frenar el Covid-19. Un ejemplo reciente es el ensayo clínico que están llevando a cabo varios hematólogos expertos, junto con el resto de personal sanitario, en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid.

Para ello han decidido utilizar un método que ya fue históricamente utilizado en algunos casos con otras enfermedades como la conocida como gripe española de 1918, el SARS o el ébola. Este proceso consiste en practicar transfusiones de plasma sanguíneo de un paciente de coronavirus totalmente curado a otro que lo esté padeciendo.   

Ensayo clínico con 300 pacientes de todo España

Según cuenta Cristina Avendaño, médico de farmacología clínica del Hospital Puerta de Hierro y una de las personas encargadas del ensayo, a 20 Minutos, ya han comenzado con las pruebas pertinentes para averiguar la eficacia de este método, "asegurando las garantías de cumplimiento metodológico, ético y científico", asegura.

En cuanto a la estructura del ensayo, a pesar de que se va a realizar por todo el país, está coordinado y organizado por este Hospital madrileño y se financia por medio del Instituto de Salud Carlos III del Ministerio de Ciencia e Innovación, como parte de los fondos extraordinarios emitidos por el Gobierno para la investigación del coronavirus. 

El ensayo ha comenzado en Madrid pero "se irán incorporando paulatinamente muchos hospitales de España", afirma Avendaño, y además señala que se aplicará en su inicio a 300 pacientes del país, siguiendo un protocolo: "Se van a asignar a algunos pacientes a tratamiento con plasma y a otros no, todos ellos recibirán además el tratamiento normal que se está aplicando hasta ahora. De esta manera, se podrá comprobar cual es la eficacia real del plasma y su seguridad, además de conocer con qué pacientes es más adecuado utilizarlo".

A medida que se vayan incorporando mas centros hospitalarios nacionales, crecerá el número de pacientes a los que se someterá a este tratamiento hasta llegar a la muestra de 300, para conseguir conclusiones rápidamente pero sin cometer imprudencias.

Recogida de datos inmediata para su posible aplicación

Para saber si realmente este tratamiento funciona, y siendo conscientes de que no se pueden realizar conclusiones precipitadas dada la gravedad del asunto, Avendaño prefiere no lanzarse con estimaciones de tiempo, aunque será mínimo de "más de una semana, porque de lo contrario no sería prudente y hay que encontrar el equilibrio entre no tratar de forma explosiva todos pacientes, sino de forma gradual, y conseguir los resultados fiables con la mayor brevedad". A pesar de ello, una de las ventajas del diseño de este ensayo clínico es que "permitirá obtener los datos de eficacia de forma inmediata, por lo que, si realmente demostramos que esto es útil, podemos ampliarlo a todo el país rápidamente de forma establecida", asegura la experta.

Además, añade que "a pesar de que no hay que perder la visión científica, intentaremos obtener los datos cuanto antes, para que de esta manera se vayan incorporando pacientes de manera gradual hasta llegar a 300. Esperamos obtener los resultados muy pronto, y en cuanto podamos darlos, los publicaremos".

En caso de que saliese favorable y se comprobase que este método es útil para frenar o curar los efectos del coronavirus, su aplicación a nivel nacional sería un proceso sencillo: "En España con la cultura de donación que tenemos estamos seguros que podría funcionar estupendamente. Poniendo a punto el sistema con los centros de transfusión, acostumbrados a manejar cientos de donantes, permitiría aplicar este modelo perfectamente como un tratamiento más en el campo de los bancos de sangre rápidamente", afirma la médico. Además, resalta que "no estamos en el momento de captar donantes", debido a que circulan por internet campañas de donación que "no tienen nada que ver con el ensayo", concluye.

Una empresa catalana de la mano del sistema sanitario de EE UU

La empresa farmacéutica con sede en Barcelona, Grifols, especializada en la producción de medicamentos derivados del plasma y medicina transfusional, ha sido la elegida por la autoridad estadounidense de Desarrollo e Investigación Biomédica Avanzada (BARDA) y la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) para llevar a cabo un proyecto similar al que se está produciendo en España, pero con algunas diferencias. 

Los datos en torno al coronavirus no son del todo esperanzadores. La cifra de muertos con Covid-19 en España ha alcanzado ya los 10.003 y la de contagios ha superado la barrera de los 110.000 con 110,238, según los datos facilitados por el Ministerio de Sanidad. Las buenas noticias vienen en la cifra de recuperados, que va en aumento y ya es de 26.743 personas.

El proceso exacto en el que se basa este tratamiento contra el Covid-19 trata de utilizar el plasma sanguíneo de los pacientes que se han recuperado para procesarlo y producir inmunoglobulinas hiperinmunes en forma de medicamento, que son transferidas al paciente infectado, y de esta manera que sus anticuerpos ayuden a curar o evitar esta enfermedad de las vías respiratorias. Este proceso difiere del español debido a que busca crear un medicamento efectivo contra el virus, mientras que en España se van a realizar transfusiones de plasma directamente entre pacientes curados y contagiados, lo cual son dos procesos diferentes, aunque con el mismo objetivo.

Sin embargo, desde Grifols comunican que también incluirán las transfusiones directas entre plasma de pacientes sanos y contagiados como método experimental, en coordinación con la FDA, "para garantizar la seguridad del plasma para transfusiones".

Al igual que con el otro tratamiento, este es experimental y todavía no se conoce si realmente puede ser un freno o una cura contra el coronavirus, pero la empresa española asegura en un comunicado que "es una excelente oportunidad para acelerar el desarrollo y disponibilidad de una terapia, que, de demostrarse eficaz, podría utilizarse en la lucha contra esta pandemia".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento