Quién es 'El Banano', el joven delincuente detenido tras saltarse la cuarentena por coronavirus y atropellar a un agente

'El Banano'.
'El Banano'.
@Fauerzaesp / TWITTER

El pasado viernes, un impresionante despliegue de más de 50 agentes de Guardia Civil, Policía Local y Policía Nacional lograba detener en Granada al delincuente de 25 años conocido por su alias 'El Banano', después de que atropellase a un agente en un control para garantizar el cumplimiento del confinamiento ciudadano decretado por la pandemia de coronavirus.

El uso de semejantes recursos se explica por el largo historial delictivo del joven, conocido desde hace años en la ciudad andaluza por sus extensivas actividades criminales, una ocupación que se extiende atrás en el tiempo hasta su adolescencia.

Problemas en el instituto

De las investigaciones policiales han trascendido pocos detalles sobre la identidad de El Banano, aunque sí se sabe que su nombre es Rubén, que nació entre 1994 y 1995 y que pasó su infancia y adolescencia en Granada, donde aún reside y desarrolla sus actividades criminales. Se sabe además que su familia ya pertenecía al entorno de los clanes de la droga de la ciudad, un hecho que ha determinado la forma en la que configuraría su red de contactos más adelante en su vida.

Al parecer, todo comenzó cuando el pequeño Rubén, que heredó su distintivo apodo de su padre, se dirigía al colegio Cerro de los Infantes, en la barriada de las Flores desde su domicilio en la Vereda de la Alameda, en Pinos Puente, una localidad en los suburbios de la capital granadina. Siendo aún un adolescente, comenzó a preferir quedarse en las calles con otros chicos de la zona antes que acudir a clase.

Fue en esta época cuando, según  fuentes del instituto citadas por Ideal, comenzó a causar problemas en el centro. Continuas ausencias a clase, peleas con compañeros y robos se convirtieron en un preludio de lo que sería la vida futura del joven.

De hecho, en estos años de su vida, empezó a aparecer esporádicamente por la Fiscalía de Menores de Granada por causas de lo más variopintas (robos, agresiones, tráfico de drogas), llegando a ser internado en centros de menores. En esta etapa cuando comenzó a residir en las faldas de Cerro Faquila, una zona especialmente deprimida de la barriada de Pinos Puente.

Buscado por la justicia

Al final de su adolescencia, 'El Banano' se casó con una joven con la que tuvo dos hijos y llegó a trabajar brevemente en una panaderia. Sin embargo, pronto regresó al tráfico de drogas y los robos, añadiendo además los tiroteos a su historial.

De hecho, es en esta época cuando comienza a labrarse una reputación en el entramado criminal de Granada. Con el tiempo pasó a liderar al clan de 'Los Bananos', que controla el tráfico de drogas en Pinos Puente y a establecer alianzas (muchas a tenor de lazos de parentesco) con otros como 'Los Mindolos', 'Los Chumingos' (al que pertenece su madre) o 'Los Tripones'. 

Entre 2016 y 2018, 'El Banano' pasó 24 meses escondiéndose de la acción policial, pues estaba en busca y captura por numerosos delitos. Fue finalmente detenido el 30 de noviembre de 2018, tras ser detenido en una peluquería y después de, meses antes, irrumpir en un depósito judicial y robar un vehículo de alta gama requisado en una operación antidroga. Con todo, fue puesto en libertad a finales de 2019, a pesar de tener aún numerosos procesos pendientes, incluyendo algunos por homicidio en grado de tentativa, extorsión, robos, atracos, atentados contra la autoridad y tráfico de drogas.

Atropello, huida y detención

El pasado viernes 27 de marzo, la Unidad de Seguridad Ciudadana (UESIC) de la Comandancia de Granada se preparaba para establecer un control de carretera en el cruce de La Colorá. Repentinamente, un BMW granate atravesó el puesto a toda velocidad, arrollando a un agente, que tuvo que ser trasladado al Hospital de Traumatología.

El conductor, que no era otro que 'El Banano', huyó a esconderse en un bajo habitado en un bloque de viviendas en la calle Molino Nuevo de la localidad granadina.

Los cuerpos de policía pusieron en marcha el operativo y una cincuentena de agentes se dirigió a la zona y rodeó la vivienda. Viéndose atrapado, y tras intentar emplear a la familia que vivía en el domicilio como escudo, se rindió finalmente ante las armas desenfundadas de los policías y guardias civiles.

Fue llevado a la Comandancia y este lunes ha pasado a disposición judicial y ha sido puesto en prisión provisional tras acogerse a su derecho a no declarar.

Amenazas por las redes

En su registro de los domicilios del bloque, la policía encontró algo que no esperaba: al menos una decena de plantaciones de marihuana que, aparentemente, pertenecen al clan de 'Los Mindolos'. En total, 2.574 plantas de cannabis fueron requisadas.

Según El Ideal, esto ha provocado una avalancha de vídeos y audios compartidos a través de Whatsapp en Granada en los que supuestamente los miembros de los clanes implicados se amenazan mutuamente, lo que apunta a la posibilidad de que se produzcan represalias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento