Liberbank constata un positivo primer trimestre, pero admite incertidumbre por Covid para el resto del año

El consejero delegado de Liberbank, Manuel Menéndez, ha asegurado que la evolución del negocio en el primer trimestre del año ha sido "claramente positivo", pero ha admitido que aún es muy temprano para valorar el impacto que puede tener la crisis del coronavirus el resto del año.
Sede de Liberbank en Oviedo, edificio Liberbank
Sede de Liberbank en Oviedo, edificio Liberbank
EUROPA PRESS - Archivo

Así lo ha indicado Menéndez durante la celebración de la junta de accionistas de la entidad, que ha estado marcada por su retransmisión telemática y por la cancelación del dividendo con confirmación de no repartir ningún beneficio hasta al menos el próximo 1 de octubre, siguiendo las recomendaciones del Banco Central Europeo (BCE).

El Consejo de Administración valorará la situación y adaptará la política de dividendos con el fin de proponer la correspondiente retribución al accionista, para lo cual tomará en consideración tanto los factores de entorno como los específicos de Liberbank.

En este sentido, Liberbank ha subrayado que los objetivos anunciados por la entidad de cara a 2020 fueron comunicados con anterioridad a la aparición de la escena del Covid-19, aunque ha destacado que el grupo afronta el actual reto desde una posición sólida de solvencia y con cierta experiencia de adaptación a entornos adversos y cambiantes.

"Esperamos que esto nos sirva de ayuda para superar los obstáculos que desde ahora tenemos que afrontar. No cabe duda de que analizaremos y haremos uso de todas las medidas anunciadas por las autoridades, tanto desde el ámbito monetario como gubernamental y adaptaremos nuestra actividad a las circunstancias", ha indicado Menéndez.

El banquero ha explicado que el actual ejercicio está claramente condicionado por la crisis sanitaria y económica derivada de la expansión del coronavirus, mientras que la incertidumbre acerca de la duración de la pandemia y el impacto sobre la actividad económica global están generando una elevada volatilidad y lastrando de manera notable al sector financiero.

"Será necesario contar con mayor visibilidad sobre el alcance de esta crisis mundial para poder realizar pronunciamientos sobre los efectos esperados de la misma y los mecanismos que debamos aplicar para superar sus consecuencias lo antes posible", ha añadido.

Por otra parte, Menéndez ha confirmado que ocho personas del banco han dado positivo en las pruebas médicas por coronavirus, si bien una de ellas ya ha sido dada de alta. "Quiero aprovechar la ocasión para trasladares todo nuestro apoyo y desearles una rápida y plena recuperación", ha apostillado.

SOLO TRABAJA PRESENCIALMENTE EL 24% DE LA PLANTILLA

Con el objetivo de reducir el riesgo de contagio, Liberbank ha generalizado el teletrabajo y actualmente solo está realizando su actividad de forma presencial el 24% de la plantilla.

En esta línea, permanecen abiertos 296 centros (el 51% del total), en horario de 8.45 horas a 14.15 horas; otros 135 centros de la red abren en días alternos (el 23% del total) y se mantienen cerrados temporalmente 151 centros (el 26% del total).

PROTAGONISMO DE GOBIERNOS Y AUTORIDADES MONETARIAS

El consejero delegado de Liberbank ha dicho que en el actual escenario de incertidumbre adquieren un protagonismo fundamental los Gobiernos y las autoridades monetarias, al considerar que son los únicos agentes que disponen de las palancas capaces de impulsar las medidas económicas necesarias para hacer frente a una crisis de esta envergadura.

En su opinión, la recuperación de la economía dependerá en buena parte de la suficiencia y eficacia de las medidas que se aprueben, así como del grado de coordinación entre estados y autoridades monetarias.

"Es fundamental que exista una unidad de acción a nivel europeo, la Unión Europea podrá demostrar, o no, que es una unión de países que actúa como tal en los momentos realmente importante", ha advertido.

APROBADOS TODOS LOS PUNTOS DEL ORDEN DEL DÍA

Durante la celebración de la reunión, los accionistas de la entidad han votado los distintos puntos del orden del día, que han sido aprobados en su totalidad, excepto el del dividendo que fue eliminado.

A propuesta del consejo, los accionistas han dado luz verde a la reelección de Deloitte como auditor de cuentas de la sociedad y de su grupo consolidado por el plazo de un año, es decir, para auditar las cuentas anuales del ejercicio 2020.

También han aprobado la entrega de acciones, como parte de la retribución variable anual de 2019, al consejero delegado, Manuel Menéndez, y a la alta dirección. Por este concepto, Menéndez recibirá 531.195 acciones, valoradas en 174.904,8 euros.

De su lado, la alta dirección recibirá una retribución variable en forma de acciones que asciende a 499.246,66 euros, lo que equivale a 1,51 millones de títulos.

Otro punto del orden del día de la junta ha sido la ratificación del nombramiento de María Grecna como consejera externa independiente, designada por cooptación para cubrir la vacante generada por la dimisión de Davida Marston, teniendo su mandato como límite el 30 de abril de 2023.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento