Una mujer ecuatoriana cortó el pene a su esposo, un agricultor de 39 años, en un caso similar al de Lorena Bobbit, quien hace 14 años le cercenó el miembro a su marido estadounidense.

El hombre, cuya identidad no ha trascendido a los medios, fue atendido de urgencia en un hospital de Guayaquil, después de que su esposa le cortara el miembro cuando descansaba de una borrachera.

Los familiares no llevaron el pene al centro médico

El campesino pidió auxilio a gritos y fue atendido en un primer momento por los vecinos, que lo trasladaron a un centro asistencial para detenerle la hemorragia. Pero los médicos no pudieron reimplantarle el miembro viril, porque los familiares no llevaron el pene al centro médico.

Según el padre de la víctima, la esposa de su hijo era muy celosa, y según los vecinos, la mujer era constantemente golpeada por su marido.