La gran sorpresa de Hugo, separado de sus padres por el coronavirus, al cumplir 6 años: la Policía le felicita en casa

Hugo, que quiere ser Policía, cumple 6 años este martes y no puede celebrarlo con sus padres porque son enfermeros y, para no contagiarle de coronavirus, le dejaron hace días con su tía y su abuela. Pero la Policía le ha dado una gran sorpresa: ocho patrullas han ido a felicitarle, a todo trapo.
Hugo, que quiere ser Policía, cumple 6 años este martes y no puede celebrarlo con sus padres porque son enfermeros y, para no contagiarle de coronavirus, le dejaron hace días con su tía y su abuela. Pero la Policía le ha dado una gran sorpresa: ocho patrullas han ido a felicitarle, a todo trapo.
Hugo, que quiere ser Policía, cumple 6 años este martes y no puede celebrarlo con sus padres porque son enfermeros y, para no contagiarle de coronavirus, le dejaron hace días con su tía y su abuela. Pero la Policía le ha dado una gran sorpresa: ocho patrullas han ido a felicitarle, a todo trapo.

Hugo, que quiere ser Policía, cumple 6 años este martes y no puede celebrarlo con sus padres porque son enfermeros y, para no contagiarle de coronavirus, le dejaron hace días con su tía y su abuela. Pero la Policía le ha dado una gran sorpresa: ocho patrullas han ido a felicitarle, a todo trapo.

La Jefatura Superior de Policía de Madrid ha hecho posible esta sorpresa tras recibir una carta del padre de Hugo, y además de ir a su casa le han felicitado también en redes sociales, ha informado el Cuerpo.

Con todas las luces encendidas y las sirenas en marcha los ocho coches patrulla han parado sobre las once de la mañana, en fila, en la puerta de la casa donde vive ahora Hugo, al que su tía ha sacado a la verja inventándose una excusa.

Un agente ha usado el megáfono para felicitarle y darle las gracias por quedarse en casa estos días.

A continuación, a todo trapo, la canción de cumpleaños feliz de Parchís, al ritmo de las luces azules, ha hecho a Hugo volver a aplaudir y saltar.

El momento más emotivo, por la reacción de Hugo, ha sido cuando una policía se ha acercado a darle un regalo, cumpliendo las medidas de seguridad: una camiseta de la Policía Nacional.

La ha cogido y se ha puesto a llorar de felicidad, agarrado a su tía, durante un rato.

Así ha acabo la gran sorpresa que el padre de Hugo pidió a la Policía Nacional, a la que envió una carta hace días explicado que él y su mujer son enfermeros en el hospital Gregorio Marañón y hace semanas dejaron a sus dos hijos con la abuela y la tía para evitar un posible contagio de coronavirus.

Por ese motivo este martes no podrían celebrar el cumpleaños con su hijo mayor, y pedían si algún coche de la Policía podría ir a la casa donde está, en Coslada, para felicitarle, ya que sabían que le haría mucha ilusión porque tiene muy claro que quiere ser policía.

El padre explicaba que igual los agentes, muy ocupados con la pandemia del coronavirus, no podrían hacerlo y lo entendía, pero la carta llegó al gabinete de prensa de la Jefatura Superior de Policía, que decidió darle la sorpresa "a lo grande".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento