Narcopisos del Raval siguen en marcha pese a la orden de confinamiento y multiplican el riesgo para los vecinos

Una furgoneta de Mossos d'Esquadra durante el dispositivo contra narcopisos en el Raval, junto a la Guardia Urbana de Barcelona, el 8 de febrero.
Una furgoneta de Mossos d'Esquadra durante un dispositivo contra narcopisos en el Raval.
MOSSOS D'ESQUADRA

Los vecinos del número 7 bis de la calle Salvador de Barcelona viven estos días de pandemia especialmente alarmados, pues la actividad en tres narcopisos que se encuentran en la finca no ha cesado a pesar de la orden de confinamiento. Así lo denuncia la asociación Acció Raval, desde donde apuntan que el edificio "se está convirtiendo en un foco de contagio descontrolado, que puede tener consecuencias muy graves, no solo para la seguridad, sino también para la salud pública" y reclaman soluciones a las administraciones.

Los vecinos, que se encontraban con numerosos toxicómanos amontonados en su portal, han llegado a marcar frente a este en la calle un espacio con cinta aislante fucsia, para que los clientes de los camellos respeten una distancia de seguridad de dos metros y así los habitantes de la finca puedan salir a comprar con algo más de tranquilidad. 

Desde Acció Raval relatan que "los narcotraficantes rompen impunemente la orden de confinamiento de día y de noche para vender droga, esconder material robado o a personas con dificultades para encontrar una vivienda en el mercado regular de alquiler, que se hacinan en condiciones insalubres en estos pisos". Por ello, afirman, los vecinos ya no solo tienen que convivir con la "violencia" que generan los narcopisos, sino también con el riesgo de propagación del Covid-19 que comportan.

Además, apuntan que entre los habitantes del edificio hay personas "especialmente vulnerables" ante la pandemia, como un niño con asma, un joven dibético y ancianos, que "tienen que descender por una escalera que incumple las más elementales normas de higiene" si necesitan salir a la calle. Añaden, asimismo, que "el tráfico de gente en la finca por la noche causa ruido" e imposibilita el descanso.

"Mossos y Guardia Urbana, esta situación os da herramientas para mejorar el barrio. Tenéis la oportunidad de detener no solo por el trapicheo que siguen haciendo, sino por no respetar el confinamiento. Si ni así lo aprovecháis, seguiremos pensando que poco os importa vuestro trabajo y el vecindario", apuntan los vecinos del edificio a través de Twitter.

Desde Acció Raval cuentan que los pisos donde tiene lugar la actividad delictiva "son el 2º 2ª, 3º 3ª y 4º 3ª, dos de ellos propiedad de fondos de inversiones y un tercero propiedad de una empresa administrada por el BBVA y cedido a la Àgencia de l'Habitatge de la Generalitat para vivienda social", y que los habitantes de la finca han presentado varias denuncias ante la policía "sin resultado alguno".

Por ello, exigen que "la Generalitat, los Mossos d'Esquadra y todas las administraciones competentes, asuman su responsabilidad y tomen medidas urgentes para atajar la grave situación".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento