Cristina Pedroche deja a un lado el chandal por un día para arreglarse un poco más de lo habitual

Cristina Pedroche espera estar invitada a la boda de Chenoa
Cristina Pedroche.
Europa Press

Como bien es sabido, Cristina Pedroche es una gran amante del deporte, y está aprovechando esta cuarentena para dedicarle más tiempo a esta afición, sobre todo al yoga.

La colaboradora afirma que esta disciplina le está ayudando mucho estos días: "Cuanto más patas arriba está todo más necesito estar invertida buscando paz. Qué bien me está haciendo el yoga. ¿A qué os estáis agarrando vosotros estos días? Muchísimo ánimo. ¡¡Saldremos!!" Escribía para sus seguidores mostrando una postura invertida.

Las últimas publicaciones de Cristina han sido contando su día, apoyando a sus seguidores e, incluso, ha subido un tutorial sobre cómo realizar correctamente la postura del cuervo. En todas ellas ataviada con un bonito top y unos leggins.

Como le pasa a muchos, Cristina se ha cansado de estar siempre con el mismo tipo de ropa y sin arreglarse aunque sea solo un poco después de los 15 días que llevamos en cuarentena desde que se proclamó el estado de alarma por el coronavirus, por lo que ha querido verse diferente en el espejo.

Pedroche también es una apasionada de la moda, y se ha ataviado un vestido de la firma Capriche que realmente parece una sudadera y una falda blanca, pero, de hecho, es una sola pieza. Cuesta 81,90 euros y está todavía disponible en su tienda online.

El conjunto lo ha completado con deportivas Puma de la colección que creó en colaboración con esta marca deportiva.

Cristina sigue el ejemplo de Paula Echevarría, que hace unos días también publicó cuál es su "uniforme" para pasar la cuarentena

Mostrar comentarios

Códigos Descuento