Las residencias de personas mayores de Cataluña están desbordadas ante la falta de personal y de medidas de protección

Cuidado de personas mayores
En las residencias de mayores se ven saturados ante la falta de soluciones.
IZQUIERDA UNIDA GRANADA

Desde la Coordinadora de Residències 5+1 piden que se adopten medidas relativas a los centros de mayores para proteger así a los usuarios, a los trabajadores y a las familias de ambos

Igualmente muestran su preocupación desde la Comissió de Salut de la Favb, ante el aumento del número de casos positivos en coronavirus y fallecimientos. Centros como el de Sant Andreu, en Barcelona, donde el número de personas que han perdido la vida se eleva a más de 30, reclaman con inmediatez protección y soluciones.

A pesar de las declaraciones del jueves pasado del conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, Chakir El Homrani, en las que aseguraba que las familias que quieran pueden llevarse a los ancianos a casasin perder la plaza de la residencia, la problemática sigue sobre la mesa. 

Desde la Casa Asil de Sant Andreu de Palomar explican en un comunicado que hay nueve familias que piden acogerse a este derecho pero que para eso es imprescindible que las pruebas den negativo en Covid-19 y aún no saben cuándo podrán hacérsela.

Desde la plataforma de Coordinadora de Residències 5+1, los familiares demandan que hay falta de personal, ya que los trabajadores con síntomas no pueden acudir a trabajar; explican también la falta de personal sanitario porque en las residencias no hay un médico 24 horas; y añaden que en las residencias, el personal que debe atender a los positivos, no tiene la formación adecuada para este trabajo concreto.

Colapso y situación de vulnerabilidad

Tanto los usuarios mayores como los trabajadores y sus familias sufren en primera persona la falta de organización y de consenso institucional ante la crisis sanitaria. Desde la Casa Asil de Sant Andreu recogen en el comunicado que son ya 57 los profesionales que deben quedarse en casa por presentar síntomas. Esto provoca, irremediablemente, falta de personal, principalmente médico y de enfermería.

Explican, desde el mismo centro, que el CUAP Casernes y Mutuam envían personal médico y de enfermería diariamente para atender a los 103 residentes que aún se encuentran en las instalaciones, pero que es insuficiente. Necesitan con "urgencia", dicen, personal. Los trabajadores han recibido mascarillas, gafas y trajes para atender a las personas pero siguen sin contar con guantes, una protección esencial.

Peticiones de máxima urgencia a la administración

En el comunicado de la Casa Asil reiteran al Departament de Salut Pública celeridad en las pruebas y la necesidad de incrementar el número de derivaciones a los dispositivos que se indiquen. También desde la Coordinadora de Residències 5+1 reclaman a la Generalitat que se faciliten EPIS para las residencias, principalmente porque el personal no puede mantener la distancia con los mayores que tengan síntomas. También se ponen en riesgo los propios mayores si los trabajadores, sin aún tener síntomas, son vectores del virus.

La plataforma de Coordinadora de Residències 5+1 reclama que los ancianos que hayan dado positivo sean movilizados a hoteles medicalizados o centros médicos, en caso de no necesitar hospitalización, para impedir así que repercuta en el estado de salud de otras personas.

La Favb explica que ya había un cúmulo de malas gestiones

Marcel·la Guell, de la Comissió de Salut de la Favb explica que las residencias de Barcelona acumulan una gestión precaria en algunos aspectos desde hace mucho tiempo. "Nosotras defendíamos siempre que la asistencia médica fuese igual que cualquier ciudadano que tuviera su centro de atención primaria. 

En las residencias, como dependen de la Generalitat o de entes privados, aunque tengan plazas públicas, se adjudica un contrato y si te he visto no me acuerdo. No se controla que se cumpla lo del contrato". 

Marcel·la Guell continúa: "Algunas instalaciones tienen un médico que va dos o tres horas a la semana. Sería mejor que tuviesen su centro de atención primaria". En un comunicado emitido también por la Favb reflejan la necesidad de unidad en la gestión por parte de diferentes instituciones de los centros de mayores.

"Muchas veces son los propios familiares los que acuden a dar la comida a las personas usuarias"

Añade que "muchas veces son los propios familiares los que acuden a dar la comida a las personas usuarias", situación que ahora, con el confinamiento, no es posible. "Ya antes era una situación precaria... Además a los trabajadores les pagan una miseria".

Reclaman, además, que se cuide la atención de toda la comunidad de ancianos en estos días, ya que algunos no cuentan con los medios para acceder a internet. Es por eso que algunas plataformas de salud online no son eficaces para ellos. "Entonces también dicen que por ejemplo en la página web puedes estar en contacto con tu médico de cabecera pero la gente mayor que está sola en su casa no podrá hacerlo, seguramente. Les llaman por teléfono y es algo, pero, ¿está todo el mundo controlado?”, concluye Marcel·la Guell.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento