Andrea, madre reciente: "Imaginé vivirlo junto a los abuelos y mi hermana, por ahora solo la conocen por videollamada"

  • Explica su experiencia con el parto de su hija y el posparto en un momento de emergencia nacional.
  • Los padres no pueden inscribir a sus hijos en el registro civil de Barcelona al estar cerrado y tampoco tramitar las bajas de maternidad y paternidad. 
  • DIRECTO | últimas noticias de la evolución del coronavirus.
Andrea con su hija Juna.
Andrea con su hija Juna.
CEDIDA

Andrea Cosialls es de Barcelona, periodista y madre primeriza desde el pasado 21 de marzo, cuando se cumplía apenas una semana del confinamiento de la población decretado en España para contener el avance de la epidemia de coronavirus. 

Ella se había imaginado ser madre por primera vez de una manera muy diferente a la que lo está viviendo junto a su hija, de 10 días de vida, y a su pareja. Dio a luz en la Maternitat del Hospital Clínic de Barcelona, uno de los que más presión asistencial está sufriendo durante esta pandemia. 

De momento, la salud de la madre y del bebé están bien pero no pocas cosas habituales tras un parto están siendo muy diferentes para ellos. A pesar de los imprevistos, la vida de Juna se está abriendo paso en medio del confinamiento. Esperanza y vida en medio de esta crisis sin precedentes que quizás la sitúe en la historia como una "coronababy". 

¿En qué punto del final del embarazo le pilló el anuncio de confinamiento?

Días antes ya lo veíamos venir mi pareja y yo. El día 10 de marzo tuve el último control médico antes del parto y me indicaron que el día 20 me lo inducirían. Desde el hospital ya nos avisaron de que los protocolos iban a cambiar para entonces. 

¿Qué cosas fueron diferentes durante el ingreso?

Solo me pudo acompañar mi pareja durante la hospitalización. Fuimos los últimos en contar con una habitación individual. La misma tarde en la que nos dieron el alta comenzaban a derivar partos desde otros hospitales al Clínic y necesitaban liberar espacio. 

"En la farmacia tampoco hacen controles de peso a la niña para evitar posibles contagios, por lo que no la estamos pesando"

Ahora, con Juna ya en casa, los médicos nos han dicho que hemos de tenerla aquí durante un mes sin recibir visitas. Los abuelos y mi hermana están llevando mal eso de conocerla solo por videoconferencia. Cada día nos reclaman una. 

¿Y cómo lo está llevando usted?

Pues yo me había imaginado que este momento de ser madre de mi primer hijo lo viviría junto a los abuelos y mi hermana, que me podrían acompañar y ayudar en muchas cosas...Y no está siendo así. 

Los primeros días sí que lo viví con un poco de pena pero ahora lo veo con más resignación. A veces, te sientes un poco aislada porque sé que en un momento de agobio no puedo salir de casa. Y si bajas para llevar a la niña al ambulatorio te encuentras un ambiente enrarecido.

También echo de menos que mis amigos la conozcan o poder ir a tomarme un café con una amiga que también acaba de ser madre, las dos con nuestros niños. Pero sé que todos estamos haciendo una renuncia por amor. 

¿La primera visita al pediatra, también fue diferente?

Sí. La consulta era en el ambulatorio del barrio. Solo podía entrar una persona con la bebé y llevar guantes y mascarilla. Me sentí muy expuesta, con una niña de tan solo 4 días de vida. En la consulta de la doctora tienes que estar de pie y a un metro de distancia. No puedes tocar ni sentarte en el mobiliario porque puede estar expuesto a contagio. 

Los grupos de posparto y de atención a la lactancia del CAP también los han anulado presencialmente. Te sientes un poco sola porque son temas algo difíciles de explicar o compartir telemáticamente. 

Pero he de decir que la comadrona me ha pedido que le envíe videos de la niña para ver si se agarra bien al mamar para verlo y darme consejos. 

"Los grupos de posparto y de atención a la lactancia los han anulado. Te sientes un poco sola porque son temas algo difíciles de explicar o compartir telemáticamente"

¿Sus controles posparto también son virtuales?

Pues sí. Tuve un parto bastante complicado en el que tuvieron que usar forceps y ahora el control de cómo voy cicatrizando lo estoy llevando por teléfono. He de enviar fotos para que me asesoren con las curas...

Es también un poco surrealista aunque he de decir también que todos los profesionales que nos están tratando a las dos se están comportando de maravilla. 

¿Con las restricciones de compra han tenido algún problema?

Por suerte nos hicimos con provisiones de bastantes cosas de cara al nacimiento. Sí que se ha agotado en la farmacia algún producto que necesitamos como el alcohol de 70 para curar el ombligo. No lo encontramos y visitamos cuatro farmacias.  

En la farmacia tampoco hacen controles de peso de la niña para evitar posibles contagios por lo que no la estamos pesando. Hay ropa que le compramos que con el encierro ni estrenará. Suerte que hemos podido encargar online unos cuantos pijamas de su medida para estas semanas. 

"A veces, te sientes un poco aislada porque sé que en un momento de agobio no puedo salir de casa. Y si bajas para llevar a la niña al ambulatorio te encuentras un ambiente enrarecido"

¿A su hija tampoco la han podido inscribir en el registro civil? ¿Ustedes tampoco han podido tramitar las bajas de maternidad y paternidad?

El registro civil de Barcelona está cerrado, al igual que la seguridad social. Así que todos estos trámites están parados. Llamamos a los teléfonos de información pero todos estaban colapsados. El pasado martes hicimos una instancia y nos la han aceptado. Tendremos que tener paciencia.

En el hospital sí que pudimos tramitar la tarjeta sanitaria de Juna de manera excepcional en esta situación y por eso nos pudieron asignar pediatra. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento