El Gobierno asegura que endurece ahora el estado de alarma porque "antes no se podía" y se ampara en "los expertos"

Pedro Sánchez durante su comparecencia este sábado.
Pedro Sánchez durante su comparecencia este sábado.
EFE

El Gobierno negó este domingo que los últimos datos de contagio del Covid-19 en España haya provocado “ninguna situación de alarma añadida” como para endurecer el estado de alarma al decretar el confinamiento para todos los trabajadores que no presten labor en servicios esenciales, y achacó la decisión al consejo de los "expertos sanitarios".

Así lo aseguró la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario que aprobó el real decreto que regula un "permiso retribuido recuperable" para las personas trabajadoras de los servicios no esenciales.

Junto a la titular de Trabajo, Yolanda Díaz, la portavoz se amparó en las decisiones de los técnicos y expertos sanitarios y científicos que están “monitarizando” la situación de la pandemia en España para justificar esta nueva medida que el presidente Pedro Sánchez no consideró en el Pleno del Congreso de este miércoles cuando se lo reclamaron algunas formaciones como ERC o PNV, socios de investidura.

“No, no ha habido ninguna situación de alarma añadida que se hubiese planteado, lo que sí los modelos que se están planteando de contagio de la enfermedad y para ver qué necesidades de recursos sanitarios se producen, aconsejaban que después de la visibilidad estos días de las medidas de confinamiento, poder aprovechar este periodo próximo de Semana Santa para intentar llevar esa movilidad a la situación del fin de semana”, dijo.

"No ha habido ninguna situación de alarma añadida que se hubiese planteado"

“Es evidente que esta situación no se podía antes”, dijo Montero hasta estudiar los primeros 15 días de confinamiento, “porque es cuando se han podido observar las diferencias entre día laborable y el fin de semana”.

“Ahora adoptamos esta medida para que tengamos la capacidad de la movilidad del fin de semana pasado”, insistió la portavoz defendiendo que esta dedición se ampara en las recomendaciones “en el día de ayer” de los técnicos una vez se han estudiado los datos del pasado fin de semana. Por todo ello, la ministra de Hacienda resumió en que “todo lo que no sea esencial, que se quede en casa”, para ayudar así a evitar la suma de contagios y que se saturen los servicios sanitarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento