Diane Wei Liang «En China, estar soltera a los 30 es inaceptable»

  • La autora china vuelve a recurrir a la novela negra para enseñar a Occidente cómo es la verdadera vida diaria en su desconocido país.
  • El país de la Gran Muralla vuelve a ser el escenario de 'Mariposas para los muertos', una novela policíaca con protagonista femenina.
La autora china Diane Wei Liang.
La autora china Diane Wei Liang.
ARCHIVO

La vida cotidiana de China vuelve a ser el escenario de Mariposas para los muertos (Maeva, 19,50 euros), la nueva novela policiaca de la autora de El ojo de jade, Diane Wei Liang. En su nueva novela, la escritora, criada en un campo de trabajo de su país, vuelve a mostrar a Occidente la verdadera China, y lo hace a través de Mei, detective, mujer y soltera.

¿Por qué el género policiaco?

Así puedo hacer que mi detective toque cada capa de Pekín y mostrar sitios que de otro modo no podría. Me da muchas más posibilidades para retratar la vida de allí.

Su personaje, Mei, trabaja en una agencia de detectives, vive sola y no tiene pareja, esto en China no estará muy bien visto...

Especialmente por la edad que tiene el personaje. A los treinta y tantos años estar soltera es inaceptable en China. Para las madres es especialmente vergonzoso tener una hija soltera a esa edad.

¿Por qué escribe en inglés y no en chino?

He vivido en un ambiente angloparlante desde los veinte años, así que mi chino se ha deteriorado mucho.

En mi país los escritores eran los primeros en pasar por la cárcel, incluso en ser asesinados.

Y el nombre, ¿por qué se añadió Diane?

Cuando fui a vivir a EE UU siempre tenía que deletrear mi nombre muchas veces, y me cansé de repetirlo. Como me gusta mucho la mitología, elegí Diane, que es la diosa de la caza.

¿Es cierto que su madre le pidió que no fuera escritora?

Sí, porque entonces en mi país los escritores eran los primeros en pasar por la cárcel, incluso en ser asesinados. Era una profesión realmente peligrosa.

¿Cómo era el campo de trabajo en el que vivía?

Mis padres tuvieron que construir ellos mismos nuestra casa. Eran universitarios y tuvieron que trabajar con sus manos; eran trabajadores bajo la custodia de soldados. No teníamos agua caliente ni comida. Sin embargo, los niños (entonces yo era una niña) no lo pasábamos mal, porque nadie nos supervisaba ni nos vigilaba, así que, paradójicamente, nos sentíamos libres.

¿Por qué hay tan pocos chinos que hagan novela negra?

Creo que se debe a que la novela negra es un fenómeno nuevo en mi país. Aunque este género nos viene muy bien para retratar cómo es nuestra vida.

BIO:

Diane Wei Liang (Pekín, 1966) tuvo que emigrar de su país. Ahora vive en Londres. Ha publicado El lago sin nombre y El ojo de jade.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento