El Congreso bloquea el referéndum de Evo Morales para la reforma de la Constitución

  • La nueva Carta Magna permitiría al presidente boliviano ser reelegido.
  • El Gobierno dice que ha accedido a todas las demandas de la oposición.
  • Una marcha con miles de seguidores de Morales llega hoy a La Paz.
La sesión del Congreso boliviano se retrasó más de nueve horas (EFE)
La sesión del Congreso boliviano se retrasó más de nueve horas (EFE)
EFE

El referéndum sobre la nueva constitución de Bolivia sigue en el aire por la falta de acuerdos entre oficialistas y opositores, mientras miles de seguidores del presidente Evo Morales se encontraban en la noche de este domingo a las puertas de La Paz para exigir al Congreso Nacional su convocatoria.

El Congreso boliviano vivió una agitada jornada de negociación política, que finalmente no dio frutos, bloqueada por las discrepancias en torno a la reelección presidencial que establece el proyecto de Carta Magna oficialista. La sesión se retrasó más de nueve horas.

Finalmente, la sesión se inició pero volvió quedar aplazada por falta de quórum. Al final de la jornada, la confusión y la incertidumbre sobre el reinicio de la sesión parlamentaria eran las notas dominantes.

Legisladores del partido Podemos llegaron a retar al Gobierno y a los congresistas a que todos, oficialistas y opositores, dimitan en bloque y se convoquen elecciones generales en las que nadie se pueda volver a presentar.La convocatoria del referéndum constitucional tiene que ser aprobada con al menos

dos tercios de los votos del Congreso, una mayoría de la que no dispone el oficialista Movimiento al Socialismo (MAS, el partido de Morales), lo que le obliga a llegar a acuerdos.

El Gobierno acusó a la oposición de impedir el consenso por sus objeciones a la reelección presidencial y su rechazo a que se adelanten las elecciones generales, a pesar de haber atendido todas sus demandas sobre la Carta Magna, entre ellas, las autonómicas o las relacionadas con la reforma agraria.

"Presidente vitalicio"

La oposición, por su parte, argumenta que el verdadero objetivo del MAS con la nueva Constitución es que Morales se perpetúe en el poder convirtiéndose en un presidente "vitalicio".

La estrategia oficialista es convocar elecciones generales en cuanto se apruebe la Carta Magna, pero la actual gestión de Morales (que inició en 2006) no contaría como primer mandato al abrirse un nuevo periodo constituyente.

De este modo, Morales podría presentarse a comicios generales en 2009 y, en caso de ganar, optar a la reelección en las siguientes para un nueva gestión de cinco años.

Marcha por la Refundación

Mientras el Congreso Nacional se debate entre los aplazamientos y los desencuentros, la llamada "Marcha por la Refundación de Bolivia", en la que participan miles de seguidores de Morales, llegará este lunes al centro de La Paz para exigir que se defina la fecha para celebrar el referendo constitucional.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento