Diez guardias civiles colaboran en el mantenimiento de la paz en Georgia

  • Llegaron el 27 de Septiembre.
  • Su misión es asegurar el cumplimiento de los derechos humanos.
  • Aseguran que no se han vivido situaciones de riesgo.
  • Miguel Ángel Moratinos visitó el país este fin de semana.
M. Ángel Moratinos saluda a los agentes desplazados a Georgia (EFE)
M. Ángel Moratinos saluda a los agentes desplazados a Georgia (EFE)

Diez guardias civiles forman parte de la misión de observadores de la Unión Europea destinada en la ciudad de Poti, en Georgia, para vigilar el cumplimiento de los acuerdos tras el conflicto iniciado el pasado agosto con Rusia a causa de las regiones separatistas de Abjasia y Osetia del Sur.

Estos guardias civiles, todos hombres, llegaron a la capital georgiana, Tiflis, el pasado 27 de septiembre y pocos días después, el 1 de octubre, comenzaron sus trabajos en Poti.

Agentes con experiencia

La mayoría de los agentes españoles tienen experiencia previa en misiones en el extranjero, como Irak, Bulgaria, Bosnia o Afganistán, y suponen un tercio del grupo de observadores presentes en esta castigada ciudad. El resto del contingente en Poti lo componen efectivos griegos, húngaros, austriacos, letones y un estonio. Entre sus filas, sólo una mujer, la austriaca Doris Vogl.

La principal misión de este grupo consiste en la "monitorización del cumplimiento de los acuerdos, en asegurar que hay plena libertad de movimientos y que hay un respeto a los derechos humanos", explicó a 20 minutos el teniente Carreras, uno de los miembros de la misión.

Visita de Moratinos

Los guardias civiles, que recibieron en la tarde del sábado la visita del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se mostraron satisfechos con la acogida que han tenido por parte de la población local, a la que definieron como "abierta, amable y hospitalaria".

El teniente Carreras detalló que una de las cosas que más sorprendió a los observadores al llegar a Poti fue "tanta presencia de desplazados de la guerra de 1993", y apuntó que los bombardeos en la ciudad dañaron la zona portuaria y que éstos no afectaron a los domicilios de los civiles.

El guardia civil José Gallego afirmó por su parte que por el momento es la misión "más tranquila" de las que ha participado (sirvió en Diwaniya, Irak, como militar y en Jerusalén, Israel) y que por el momento no han vivido ninguna situación de riesgo.

Los observadores destinados en Poti realizan tres patrullas al día en un radio de acción de unos 200 kilómetros, desde las 9 de la mañana hasta las 11 de la noche.

Durante su visita al centro de operaciones en Poti, situado en un hotel, Moratinos transmitió a los agentes el "orgullo" que siente la sociedad española por la misión que desarrollan allí.

El ministro de Asuntos Exteriores llegó el viernes a Georgia para reafirmar el compromiso de España en la reconstrucción del país y en la defensa de la integridad territorial. Durante su estancia mantuvo encuentros con distintas autoridades del país, entre ellas el presidente de Georgia, Mijail Saakashvili, y su homóloga georgiana, Ekaterina Tkeshelashvili.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento