La lacrimógena despedida de Kate Middleton y el príncipe Harry antes del 'Sussexit'

Kate Middleton y el príncipe Harry, en 2017.
Kate Middleton y el príncipe Harry, en 2017.
Andrew Parsons / i-Images / GTRES

Ahora mismo, la corona real británica es totalmente hermética. Desde el positivo por Covid-19 del príncipe Carlos de Inglaterra, todo ha pasado a un segundo plano y cada esfuerzo se focaliza en evitar el contagio de cualquier otro miembro, especialmente de Isabel II y de Felipe de Edimburgo.

Y, como muchas personas hoy en día, las diferentes familias que componen la dinastía Windsor están desperdigadas, y mientras Meghan Markle y el príncipe Harry certificaron el Sussexit y se han marchado del auspicio de Buckingham, los duques de Cambridge se han quedado en su residencia con sus tres hijos.

Pero dentro de Kate Middleton, que junto a su marido, el príncipe Guillermo, está grabando a George, Charlotte y Louis en adorables vídeos aplaudiendo a los servicios sanitarios que se están dejando la piel en la lucha contra el coronavirus, hay un poso de alivio.

Porque, aunque se suele hablar poco de ello, su relación con el duque de Sussex siempre ha sido excepcional y ejemplar y le daba una enorme pena tener que separarse, por lo que quería saber si habría ocasión de despedirse más allá de un acto oficial.

No es secreto que la última conversación pública que tuvieron a principios de marzo en la abadía de Westminster con motivo de la celebración de la misa por el Día de la Commonwealth no estuvo exenta de tensión, tal y como reveló una lectora de labios.

Pero ahora la edición impresa de la revista australiana Women’s Weekly ha descubierto que antes hubo una reunión entre ambos, Kate y Harry, para que las cosas quedasen en paz y reinase la calma, toda vez que ella está muy triste por la mudanza de su cuñado a Canadá con su esposa.

En dicha conversación, en la que Middleton habría llevado la voz cantante, la duquesa habría intentado, se dice que sin éxito, contener las lágrimas a la hora de reprochar la falta de comunicación entre las familias y que se han sentido excluidos de la vida de Meghan y suya.

"Solían formar un trío feliz [Kate, Guillermo y Harry] y ahora Kate está muy triste por cómo se ha resuelto todo. Se lo ha tomado muy mal. No han sido meses fáciles para nadie", afirmaron los medios británicos. Y no es para menos: según la edición australiana la conversación acabó con Middleton asegurándole al hijo menor de Carlos de Inglaterra que sentía que perdía un hermano. Lo hacía con lágrimas en los ojos.

Tanto es así que la siguiente vez que se vieron -ahora sí, en la misa por el Día de la Commonwealth-, la sequedad y seriedad de los Cambridge con Harry y Meghan fue visible para todos, dejando al menor de los hermanos pesaroso y pensativo.

Hay quienes afirman que otra de las razones de peso para este malestar era la idea para este 2020 de Kate Middleton de que sus tres hijos pasaran más tiempo y estrechasen su relación con sus tíos pero, sobre todo, con su primo pequeño, Archie. Pero parece que no podrá finalmente ser así.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento