El primer ministro portugués, Antonio Costa, lanza una advertencia: "La UE o hace lo que tiene que hacer o acabará"

El primer ministro de Portugal y secretario general del Partido Socialista, António Costa, celebra los resultados de las elecciones legislativas, en Lisboa.
El primer ministro de Portugal y secretario general del Partido Socialista, António Costa, celebra los resultados de las elecciones legislativas, en Lisboa.
MARIO CRUZ / EFE

Antonio Costa se suma a los avisos de Pedro Sánchez. El primer ministro luso lanzó durísimas críticas en alusión al graves diferencias entre Norte y Sur que llevaron al fracaso del Consejo Europeo extraordinario del jueves. "La UE o hace lo que tiene que hacer o acabará", sostuvo, lanzando un dardo en una situación de tensión ante la crisis del coronavirus.

"No hay ningún país de la UE que esté preparado para enfrentar situaciones con esta dimensión", dijo Costa en declaraciones a la prensa. Por eso, insistió, son "repugnantes" planteamientos como el expuesto por el ministro holandés, Wopke Hoekstra, que propuso en la reunión del Consejo del jueves investigar a países como España por no tener margen presupuestario para luchar contra el coronavirus, pese a que la zona euro creció en los últimos siete años.

De esta forma, Costa se posiciona del lado de Sánchez y Conte, partidarios de un esfuerzo mayor del Consejo para paliar los efectos económicos de la pandemia. En el otro lado están Alemania y Países Bajos, que no son partidarios de un plan financiero potente.

"Lo último que un político responsable puede hacer en este escenario es no comprender que la prioridad de las prioridades es salvar vidas, es combatir este virus, es crear condiciones para que las empresas puedan volver a funcionar, los empleos puedan volver a ser seguros", agregó el primer ministro portugués. "Solo así las finanzas públicas son sostenibles. El resto es ficción", subrayó Costa, aliado con España en su postura frente a la UE y partidario, como Francia, de la emisión de bonos para paliar la carga de las economías nacionales por la pandemia.

"No hay finanzas públicas sanas con economías muertas, con personas en paro y el colapso de un sistema sanitario. Eso son ficciones de los manuales neoliberales pero que no existen en la vida diaria", dijo. Un ministro de Finanzas "tiene que comprender muy bien cuáles son estas prioridades" y, agregó, entender que la Unión a 27 "no es vivir en aislamiento, solo. Es compartir con los otros las dificultades y las ventajas".

Sobre todo, incidió en alusión Hoekstra, "un ministro de Finanzas de uno de los países que más se beneficia con el mercado interno y la existencia de la zona euro. Debería ser de los primeros en entender que nosotros, en el espíritu de la Unión, estamos para apoyarnos los unos a los otros", zanjó. Costa advirtió también contra el riesgo de que la UE caiga de nuevo en la estrategia adoptada tras la crisis de 2008, con "las trágicas consecuencias económicas y sociales que tuvieron esas actitudes". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento