Un grupo de médicos estadounidenses ha descubierto que la canción de los Bee Gees 'Stayin Alive' aportaría el ritmo ideal que se debe seguir mientras se realizan compresiones de pecho como parte de la resucitación cardiopulmonar a una víctima de infarto.

El tema 'Stayin Alive' es muy apropiado para la situación

La Asociación Estadounidense del Corazón recomienda la realización de las compresiones a un ritmo de 100 por minuto durante una resucitación cardiopulmonar (RCP). El éxito de 1977 'Stayin Alive' coincide casi perfectamente con ese ritmo, con 103 pulsos por minuto.

La RCP es una técnica que permite salvar vidas y que consiste en la compresión del pecho sola o acompañada por la respiración boca a boca. Se la utiliza en emergencias como los infartos, en los cuales las personas dejan de respirar o se detienen sus latidos cardíacos.

Ayudó a 15 médicos

La RCP puede triplicar las tasas de supervivencia de las víctimas, pero algunas personas se resisten a realizarla en parte porque desconocen cuál es el ritmo adecuado para efectuar las compresiones en el pecho. En un pequeño estudio dirigido por el doctor David Matlock, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Illinois, escuchar 'Stayin Alive' ayudó a 15 médicos y estudiantes de medicina a realizar las compresiones con muñecos a la velocidad adecuada.

Cinco semanas después de practicar con la música, se pidió a los expertos que realizaran la RCP de nuevo con muñecos manteniendo la canción en la mente y otra vez aplicaron las compresiones a un ritmo correcto. "El tema 'Stayin' Alive' es muy apropiado para la situación", dijo Matlock el jueves en una entrevista telefónica.

"Todo el mundo la ha escuchado en algún momento de su vida. La gente conoce la canción y pueden mantenerla en su cabeza", agregó el médico. Los resultados de esta investigación se difundirán en una reunión este mes en Chicago.