“La vida sin teatro no tiene sentido. El arte parece invisible, pero es esencial y cumple una función social”

Paco Paricio y Pilar Amorós, fundadores de Los Titiriteros de Binéfar
Paco Paricio y Pilar Amorós, fundadores de Los Titiriteros de Binéfar
Titiriteros de Binéfar

No han dejado de actuar en directo, aunque ahora su público no está junto a ellos. Con sus títeres, se ponen delante de una pantalla de móvil y empiezan a grabar. Imaginan las risas de los niños, que están, aunque no las puedan ver. Y sus caras de curiosidad, que también están, aunque detrás de un ordenador. Después de varios tutoriales y una pequeña pelea con la tecnología, los populares Titiriteros de Binéfar, con más de tres décadas a sus espaldas sobre los escenarios, decidieron hacer directos a través de su perfil en Facebook. Se llaman 'Títeres en cuarentena' y hoy llegan a su undécimo espectáculo, con el que, además, celebran el Día Internacional del Teatro.

¿Cómo surgió la iniciativa?

"Siempre hemos trabajado con niños y veníamos de recibir mucho cariño en las escuelas. Por eso, decidimos hacer algo para ellos. Pensamos que las 10.00 era una buena hora, justo antes de que se pusieran a trabajar y hacer sus deberes", cuenta Paco Paricio, fundador de Los Titiriteros de Binéfar.

Y el público respondió desde el primer día. El número de visitas está en torno a 1.500 en directo, aunque luego tienen muchas más visualizaciones. "Hemos pasado de tener 10.000 simpatizantes a más de 35.000 y nuestro nombre está mucho más en las redes sociales", añade.

Sin duda, el éxito que ha tenido su iniciativa, y que también están llevando a cabo otras compañías, les pone muy contentos, pero más aún que la gente les diga que están siendo útiles en estas semanas tan complicadas: "Nos llegan muchos mensajes, pero los que más nos reconfortan son los de esas familias con niños que nos dicen que estamos siendo muy útiles".

"Ahora, la salud y la economía es lo prioritario, pero la vida sin teatro no tiene sentido. El arte parece invisible, pero es esencial y cumple una función social -cuenta Paricio-. El teatro nos hace mejores personas, nos cohesiona, nos ayuda a socializar... Y lo hace de una forma metafórica y simbólica".

Las canciones y cuentos de este popular grupo de teatro infantil aragonés está llegando cada mañana a las casas de niños de toda España, pero también de otros muchos países, como Australia, México, Brasil, Suiza o Alemania, desde donde cada día reciben mensajes de felicitación.

Imaginarse al público

Su gran reto ahora es imaginarse al público y, para eso, les ayuda hacer las representaciones en directo. Buscan la complicidad con los niños, dejan tiempo para sus respuestas. Y las tienen, aunque no las puedan oír al momento. Sus grabaciones descubren a los pequeños espectadores algunos de sus trucos. "Nosotros no sabíamos la técnica de los títeres de televisión, por eso quisimos mantener que se viera lo que hay detrás del muñeco", cuenta Paricio.

En este tiempo de teleteatro, tampoco ellos pueden trabajar todos juntos, así que se reparten: unos días actúa Eva, otros, él y Pilar, que son pareja dentro y fuera del escenario... Y a quienes echan mucho de menos es a sus músicos, quienes no les pueden acompañar en sus directos. Pero, sin duda, cuando vuelvan a levantar el telón junto a su público, la música volverá a acompañarles. Y los aplausos, ahora y después, están garantizados.

- Si quieres seguir subiendo el telón cada día, no dejes de suscribirte a la newsletter de planes para niños en casa de 20Minutos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento