Denuncian a un matrimonio por ir al supermercado cuando tenía que estar en aislamiento por coronavirus

El día anterior a los hechos, uno de los sancionados fue sometido a la prueba del COVID-19, al mostrar síntomas evidentes de estar infectado. Las sanciones pueden ir desde los 3.001 hasta los 60.000 euros.
El día anterior a los hechos, uno de los sancionados fue sometido a la prueba del COVID-19, al mostrar síntomas evidentes de estar infectado. Las sanciones pueden ir desde los 3.001 hasta los 60.000 euros.
El día anterior a los hechos, uno de los sancionados fue sometido a la prueba del COVID-19, al mostrar síntomas evidentes de estar infectado. Las sanciones pueden ir desde los 3.001 hasta los 60.000 euros.

La Guardia Civil de La Rioja ha denunciado a un matrimonio que salió a comprar a un supermercado de Calahorra cuando tenía que permanecer en aislamiento en su domicilio.

Los denunciados son un hombre de 49 años y una mujer de 38 residentes en la localidad riojana de Autol. Tras ser detectados comprando juntos en el supermercado, fueron interceptados por una patrulla de seguridad ciudadana.

En el proceso de identificación, el hombre enseñó a los agentes un certificado médico que explicaba que el día anterior se había sometido a una prueba por coronavirus al manifestar síntomas de estar infectado. Todavía no había recibido los resultados en el momento de la detención, por lo que la pareja estaba incumpliendo la obligatoriedad de permanecer en cuarentena hasta conocer el resultado de la prueba.

El matrimonio se enfrenta a una doble sanción: por no cumplir la restricción de circular de manera individual y por no respetar el aislamiento en su domicilio hasta conocer el resultado de la prueba por coronavirus. Esta última sanción puede llevar una multa que oscila entre los 3.001 y los 60.000 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento