Localizan al anciano ingresado en el Hospital de Getafe del que llevaban 24 horas sin noticias

  • Se llama Luis Fernández, ingresó el martes en la zona que han habilitado en el gimnasio y tiene alzhéimer.
[MISSING]binding.image.description
El audio que Virginia, su hija, ha difundido por whatsapp.

Virginia atiende al teléfono para compartir su desesperación pendiente de otro móvil, el que tiene el hospital para llamar dando noticias del estado de su padre, Luis Fernández, de 77 años, en el hospital de Getafe desde este martes y con un alzhéimer incipiente. No tienen noticias suyas desde que una doctora les llamó el miércoles a las 10 de la mañana para decirles que estaba estable. Tampoco saben cuándo las tendrán "Nos dijo que nos llamarían una vez al día, sin concretarnos la hora a la que podrían hacerlo porque estaban desbordados".

Pero lo peor es que no pueden hablar con él. "Cuando le ingresaron, dejándole en el gimnasio del hospital, les dije que si podía dejarle un móvil para comunicarle con él. Fui por él y, al volver, se lo di a una enfermera. Tenía poca batería, así que me dijo que lo pondría un rato a cargar y luego se lo daba para que pudiéramos hablar con él. El móvil está apagado desde entonces".

Virginia entiende que no les dejen estar a su lado, acompañándole, pero está intentando conseguir por todos los medios que el móvil que entregó al hospital acabe en manos de su padre. "El estaría más tranquilo si pudiera hablar con nosotros, porque es muy dependiente de mi madre, estaba muy despistado cuando lo ingresaron. Y nosotros también".

Ha llamado a los teléfonos de ayuda, al hospital, a amigas que tiene que son enfermeras en el hospital y ha difundido por whatsapp el audio que acompaña esta noticia en el que pide ayuda desesperada para que alguien pueda entregar el móvil a su padre o al menos ponerles en contacto con él.  

"Supongo que habrá más gente como nosotros. Es desesperante. Ayer nos dijeron que estaba estable, pero las cosas se pueden torcer muy rápido, como pasó con los padres de una amiga mía". 

Luis llevaba enfermo toda la semana, con diarrea y vómitos. El médico recomendó no llevarle al hospial al no creer que fuera Covid-19, al no mejorar con el jarabe que le recetó, al verle perder seis kilos en tan poco tiempo, Virginia fue el martes al ambulatorio pidiendo ayuda. "Allí me dijeron al principio que iban a ir a casa a verle, pero luego me dijeron que no porque no tenían trajes adecuados para evitar el contagio". Virginia llevó finalmente a su padre al ambulatorio, dónde "al verle tan débil me dijeron que lo llevara al hospital yo".

En el hospital, tras hacerle una placa y examinarle, dieron por hecho que tenía coronavirus pese a no haberle hecho la prueba específica, "Está allí solo, no sabemos como está. Necesitamos ayuda".

Localizado y a la espera de poder hablar con él

A las pocas horas de la publicación de esta noticia, la familia fue informada del estado de Luis, que sigue estable, y se logró localizar el móvil, aunque no cargaba, así que regresó al hospital con otro móvil, que ya ha sido entregado a su padre. "Aún no hemos podido hablar con él porque estaba muy nervioso, pero esperamos poder hacerlo esta tarde". 

Virginia agradece al hospital la reacción y el trato tras hacerse pública su necesidad de ayuda. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento