Coronavirus.-Apdha pide agua para que los ocupas de Pinillos no se expongan al contagio al ir a una fuente

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) en Sevilla ha afirmado que las personas que viven en el edificio Pinillo sin relación contractual alguna con la propiedad del inmueble se encuentran en una situación "extrema", teniendo en cuenta que en noviembre del año pasado se les cortaran los suministros de agua y electricidad que tenían enganchados ilegalmente y ahora, ante la crisis sanitaria del coronavirus, acuden a por el agua a una fuente pública en Ponce de León con lo que se "exponen" a ser contagiados.

En un comunicado, señala que, con el estado de alarma, las familias afectadas que ocupan estas viviendas, "muchas con menores a su cargo, deben desplazarse varias veces al día hasta una fuente pública con sus garrafas a recoger agua para su consumo e higiene mínima, con el consiguiente riesgo de contagio para ellas y el resto de vecinos del barrio".

Explica que, desde hace años, algunas familias ocuparon los bloques de Los Pinillos, situados a algo más de 200 metros de la estación de Santa Justa y afirma que la mayoría no están empadronados "por lo que carecen de acceso legal a los servicios básicos". "El 14 de noviembre de 2019 efectivos de la Policía Nacional y operarios de Emasesa se presentaron en esos bloques cortando los enganches ilegales de agua y luz. A partir de ese día se han visto obligados a abastecerse en la fuente de Ponce de León situada a 700 metros de sus domicilios y de la pequeña fuente bebedero de los propios Pinillos que ofrece un caudal de agua a todas luces insuficiente", indica.

Sin embargo, el día 17 de marzo el Ayuntamiento de Sevilla, como medida preventiva sanitaria dado el estado de alerta decretado, acuerda y procede a cerrar todas las fuentes públicas de la ciudad "quedando estas familias sin ningún tipo acceso a este vital elemento". Tras ello, el día 18, "pese a las demandas presentadas y a los concejales de Adelante Andalucía, que trasladan la situación a Emasesa, el Ayuntamiento decide no restaurar los suministros cortados en las viviendas".

Afirma que "contraviniendo sus propias medidas preventivas del día anterior cortando las fuentes y obviando el riesgo que conlleva, procede a reabrir la de Ponce de León para el reaprovisionamiento de ese vecindario". "Dado el estado de excepcional en que vivimos y preocupados por el riesgo que representa para la salud, el martes más de veinte familias presentaron un escrito al Defensor de Pueblo Andaluz solicitando la pronta restitución del servicio en las viviendas", incide.

La Apdha señala que el decreto del estado de alarma establece medidas como la de confinar a las personas en sus viviendas habituales para evitar su potencial exposición al virus y la propagación del mismo, por lo que "mantener a familias sin agua favorece el efecto contrario, al tiempo que vulnera la Resolución 64/292 de la Asamblea General de las Naciones Unidas que reconoce el derecho al agua potable y el saneamiento como esenciales para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos".

"Desde la Apdha Sevilla entendemos que el estado de alarma busca proteger a las personas, no potenciar su castigo. Es previsible que esta situación de excepcionalidad se prolongue durante algunas semanas más por lo que exigimos el inmediato restablecimiento del suministro de agua en las viviendas de Los Pinillos al igual que en cualquier otra que se encuentre en análoga situación. No es asumible un comportamiento tan irresponsable e inhumano por parte del Ayuntamiento de Sevilla", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento