Torra afirma que si no hay un "confinamiento total" el encierro se podría alargar hasta junio

Torra, compareciendo telemáticamente este miércoles.
Torra, compareciendo telemáticamente este miércoles.
ACN
Torra, compareciendo telemáticamente este miércoles.
ACN

Uno de los informes que tiene el Govern sobre la mesa y que dibujan los "múltiples escenarios" que puede originar la pandemia de coronavirus en Catalunya señala que el confinamiento podría alargarse hasta junio si este no es "total". Lo ha dado a conocer este miércoles el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que ha explicado que el documento sostiene que "es posible que si no actuamos con contundencia ahora, el pico de los contagios se alcance a finales de abril", con entre 70.000 y 121.000 infectados y entre 7.600 y 13.000 muertes. Si esto ocurre, según el estudio, la estabilización a la baja de la curva puede retrasarse hasta junio.

Torra ha alertado de ello en una reunión telemática con los presidentes de los grupos parlamentarios sobre la acción del Govern para hacer frente al Covid-19, en la que ha vuelto a pedir al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "intensificar las medidas de confinamiento" para que solo salgan de casa los trabajadores que realizan "servicios esenciales".

El presidente del Govern ha afirmado, asimismo, que en Cataluña ya había este martes 9.937 positivos, 1.073 más que el lunes, que habíann muerto 516 personas -177 en las últimas 24 horas-, que había 1.524 profesionales sanitarios infectados y que se habían dado 1.274 altas hospitalarias, y ha calificado estas cifras de "muy preocupantes". 

"El ritmo de contagio es muy alto y las afectaciones son graves", ha apuntado, y ha afirmado que los objetivos del Govern son "menguar el ritmo de contagio y evitar la saturación del sistema de salud".

Torra ha dicho también que hay "un estrés muy alto en las UCI, agravado por la ausencia de material de protección y respiradores".

Tras desgranar todas la medidas que ha tomado el Govern para hacer frente a la crisis del coronavirus, ha subrayado que el problema no es ni político ni ideológico, ni de fronteras ni de banderas: "¡Basta de demagogia!", ha exclamado.

Torra ha dicho, además, que el lunes se habían contabilizado en Cataluña 30.781 ERTE que afectan a 272.000 trabajadores, y que es posible llegar esta semana a más de 300.000, por lo que ha pedido "agilizar" los procesos para que "no tengan que esperar hasta mayo para cobrar las primeras prestaciones".

Asimismo, ha reclamado al Estado una renta garantizada básica y universal; apoyo a las Pymes, autónomos y empresas con créditos y liquidez; una suspensión de pagos de impuestos, alquileres y suministros; y reforzar el sistema sanitario.

Torra también ha hecho un llamamiento a la unidad política y al "mejor espíritu del país" para superar la crisis sanitaria derivada del coronavirus: "Para mí no hay colores políticos ni bloques", ha dicho. 

El presidente, asimismo, ha instado a la ciudadanía a mantener la "generosidad y solidaridad", y a seguir "colaborando y ser exigentes con respeto y entendimiento" para gestionar la emergencia sanitaria.

50.000 pruebas rápidas

En la misma reunión, la consellera de Salud, Alba Vergés, ha anunciado que la Generalitat recibirá el viernes 50.000 pruebas rápidas para detectar casos de coronavirus, a las que se sumarán las que envíe el Ministerio de Sanidad. 

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, por su parte, ha afirmado que las tarjetas monedero para las becas comedor cubrirán también la Semana Santa, y el conseller de Interior, Miquel Buch, ha asegurado que el Ejecutivo catalán llamará al Ejército si lo necesita.

Los grupos parlamentarios

El líder de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha pedido al president que actúe "desde la lealtad y la responsabilidad" y ha reclamado que presente unos nuevos presupuestos.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha defendido las medidas adoptadas por el Gobierno central y ha acusado a Torra de "intentar derivar a otros toda responsabilidad" al insistir en el "confinamiento total".

La líder de los comunes en el Parlament, Jéssica Albiach, ha afirmado que esta emergencia sanitaria es de "enorme complejidad" y lo que hace falta es "cooperar, y no competir" a base de polémicas.

Desde la CUP, Maria Sirvent ha exigido que la crisis "la pague el Ibex y el gran capital, no los trabajadores", y ha pedido no aplicar las "recetas neoliberales que salvaron bancos con dinero público".

El diputado del PPC Daniel Serrano ha instado a Torra a evitar el "politiqueo", porque "provoca desesperación" entre los catalanes: es momento de "quejarse menos y arrimar más el hombro", ha subrayado.

Por su parte, JxCat y ERC han coincidido en alertar al Gobierno de Sánchez de que la "recentralización" de competencias autonómicas está lastrando la respuesta a la pandemia de coronavirus.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento