Aterriza en Zaragoza el primer avión con material sanitario fletado desde China por la Generalitat Valenciana

  • Mascarillas, guantes, respiradores y camas se repartirán por los departamentos de salud de la Comunitat Valenciana.
  • El Ejecutivo de Ximo Puig ha pagado 11 millones de euros por la compra de estos componentes a empresas asiáticas.
El avión, este martes, tras aterrizar en la capital aragonesa.
El avión, este martes, tras aterrizar en la capital aragonesa.
GVA

El primero de los dos aviones con material sanitario comprado por la Generalitat Valenciana a empresas chinas ha aterrizado este martes a mediodía en Zaragoza procedente del país asiático. 

Ambos envíos, fletados por el Gobierno que preside Ximo Puig, llevarán hasta la Comunitat Valenciana componentes básicos para proteger al personal sanitario y para asistir a los enfermos de Covid-19: mascarillas, guantes, equipos EPI, camas, respiradores...

Así lo ha confirmado pasado el mediodía el propio jefe del Consell, durante una comparecencia en la que ha explicado el contenido de una reunión por videoconferencia con los portavoces de los grupos parlamentarios de Les Corts para informarles de la crisis sanitaria y de otro encuentro a distancia con el presidente de la región italiana de Emilia Romaña, Stefano Bonaccini, la segunda más afectada por la expansión del coronavirus del país transalpino.

Según Puig, tras el aterrizaje del primer avión en la capital aragonesa, empresas transportistas valencianas distribuirán "en las próximas horas" de forma "masiva" estos componentes sanitarios por los diferentes hospitales de la Comunitat Valenciana con el objetivo de afrontar la elevada presión asistencial que exige tanto recursos de protección para los profesionales como equipamiento para atender a los pacientes. 

Según han detallado fuentes de Presidencia de la Generalitat, el vuelo es un 777 de la compañía China Cargo que realiza el trayecto desde China hasta Zaragoza con escala en Ámsterdam (Países Bajos). El avión también contenía material comprado por la Junta de Castilla y León y por el Gobierno de Navarra para los centros sanitarios de esas comunidades autónomas.

La compra efectuada por el Gobierno valenciano se ha gestionado "gracias a un importante empresario chino con arraigo en la Comunitat", según desveló la consellera de Sanidad Universal, Ana Barceló, con un coste de 11 millones de euros. Este material se une al que se empezó a distribuir este lunes, remitido por el Ministerio, y que incluye 128.400 mascarillas, 250.000 guantes, solución hidroalcohólica y otros productos sanitarios.

Respecto a las reuniones mantenidas por la mañana, Puig agradeció a los síndics parlamentarios de todos los grupos (PSOE, PP, Cs, Compromís, Vox y Podem) su "voluntad de cooperación" y el "apoyo unánime" mostrado "para la superación de la peste del coronavirus".

También se ha referido a su conversación con el líder de la región italiana de Emilia Romaña, donde la curva de contagios "se ha ido frenando". Puig ha afirmado que Bonaccini le ha trasladado que, si las cifras mejoran también en la Comunitat Valenciana, "no hay que relajarse en absoluto" en el cumplimiento de las medidas de confinamiento para que estas acaben teniendo éxito.

En este sentido, ha insistido en la importancia de que la ciudadanía "muestre una actitud responsable cumpliendo las recomendaciones de las autoridades". "Tan importante como la acción del personal sanitario contra el virus, lo es el comportamiento del resto de las personas manteniéndose en casa", ha afirmado el jefe del Ejecutivo valenciano, quien ha añadido que todas las personas "deben cuidarse tanto a ellas mismas como a su entorno".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento