Convierten máscaras de buceo de Decathlon en respiradores para paliar la escasez de material por el coronavirus

Máscara empleada para hacer el respirador.
Máscara empleada para hacer el respirador.
ISINNOVA

La Organización Mundial de la Salud anunció este lunes que la pandemia de coronavirus -que roza los 400.000 contagiados y supera los 17.000 fallecidos- ha alcanzado ya casi todos los países del planeta. El más afectado por el brote es Italia, donde la escasez de personal y material sanitarios causa estragos y dificulta el tratamiento de los enfermos. Para paliar esta carestía, un médico lombardo ha tenido una idea: convertir máscaras de buceo del Decathlon en respiradores.

El doctor Renato Favero, que trabajaba como especialista en el Hospital de Gardone Val Trompia (en la provincia de Brescia), ha ideado cómo adaptar la máscara de buceo Easybreath del Dectahlon para paliar la carestía de material. Para llevar su proyecto a la práctica, se puso en contacto con la empresa Isinnova, compañía especializada en innovación y que ya estaba imprimiendo en 3D válvulas de emergencia para respiradores. 

Después de analizar la viabilidad de la idea y considerarla factible, la empresa contactó con Decathlon, que les facilitó el diseño de la máscara para que pudieran examinarla con mayor detalle. "Desmontamos y estudiamos el producto, y valoramos las modificaciones que había que hacer. Después proyectamos el nuevo componente para el respirador", explica Isinnova en su página web.

El prototipo, explican, ha sido testado en el Hospital de Chiari, unido al cuerpo del respirador y ha "funcionado correctamente". El mismo centro ha mostrado su "entusiasmo" y ha decidido probarlo en un paciente que lo necesitaba, con un resultado satisfactorio. 

Los autores de este nuevo respirador han registrado de forma urgente la patente de la válvula necesaria para adaptar la máscara de buceo y la han dejado "de uso libre" para que "todos los hospitales que la necesiten puedan beneficiarse de ella". Asimismo, han decidido compartir en su web las instrucciones para imprimirlo en 3D.

La compañía recuerda que ni la máscara ni la válvula están homologadas, por lo que su utilización debe reservarse para situaciones de "extrema necesidad" y con la  autorización del paciente. Además, aclaran que no tienen ánimo de lucro ni percibirán ningún beneficio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento