Bares y quioscos de Málaga se relajan tras casi tres años de ley antitabaco

  • Hay locales de la capital con la seguridad de las máquinas expendedoras desactivada.
  • Y otros con el mando a distancia al alcance del cliente.
  • Para los hosteleros es un engorro.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA

«¿Me puedes desbloquear la máquina?», pregunta una fumadora al camarero. Éste, al instante, le advierte: «No, no, echa el dinero que está abierta». En algunos bares, incluso, el mando está al alcance del cliente para que sea éste el que pulse y quite la seguridad.

Basta con entrar a la hora del desayuno a cafeterías del centro para constatar ambas realidades, tras casi tres años de ley antitabaco. Sólo uno, entre una decena de bares visitados por 20 minutos.es, tenía activada la protección que exige la ley desde enero de 2007 para impedir la venta de tabaco a menores de 18 años.

El
camarero es el responsable de darle al mando cada vez que se lo piden. Pero,
¿es realmente útil si para el cliente es un
engorro, para el empleado una lata y para el dueño del local un riesgo (puede caerle una sanción de
601 a 10.000 euros si no tiene la máquina bloqueada)?

"Es raro que un chico de 14 años entre a comprar ahora», asegura un empleado de una cafetería de Larios.

¿Y qué ocurre con los que aparentan más edad?. «¿Va a estar el camarero pidiendo el DNI todo el día?», se pregunta el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Málaga (Aehma), Rafael Prado. Para él, basta con el cartel de prohibido que tienen las máquinas adherido.

Las contradicciones

«El aparatito es el peor invento que hemos tenido», lamenta Prado, para quien la ley está llena contradicciones.

Por ejemplo, los menores no pueden entrar en la zona de fumadores de locales de más de 100 m2, pero sí a los pequeños que permiten humo. Si en éstos no se admitiera a menores, no tendría que estar activa la máquina. A los bares de copas no se les obliga, pues el portero controla el acceso.También hay quioscos que hacen la vista gorda y venden tabaco en mano.

El presidente de la Asociación de Vendedores de Prensa (Akima), Jerónimo Núñez, admite que una decena de socios han sido sancionados, aunque no es la generalidad.

Las inspecciones

En Málaga hay 13.000 establecimientos hosteleros , según Aehma. De ellos, 7.800 tienen menos de 100 m2 (a éstos la ley les dejó en sus manos permitir fumar o no) y el resto, unos 5.200, estuvieron obligados a separar la zona de fumadores.

La Delegación de Salud de la Junta es la encargada de la inspección y de proponer la sanción si se incumple la ley. Entre enero y mayo de este año, sólo 201 locales de más de 100 m2 (el 3,8%) fueron visitados, aunque son casi tres veces más que las inspecciones realizadas en todo 2007, según la Junta. De ellos, 171 cumplían la normativa.

En sólo cinco meses se han abierto 74 expedientes sancionadores frente a los 58 del año pasado. La mayoría, por fumar en un lugar no autorizado. Rafael Prado asegura que muchos hosteleros se quejan de que tienen problemas con los ex fumadores: «Son los más intolerantes y saltan a lo más mínimo».

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento