González Laya facilitará el retorno de los españoles en Honduras, Guatemala, Perú, Indonesia y Filipinas

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya en rueda de prensa en el Palacio de Viana, en Madrid (España), a 9 de marzo de 2020.
La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya en rueda de prensa en el Palacio de Viana, en Madrid (España), a 9 de marzo de 2020.
Eduardo Parra - Europa Press

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha asegurado este martes que siguen trabajando en el retorno de los españoles a los que la crisis del coronavirus les ha pillado en el extranjero.  A pesar de que cerca de 1.000 españoles ya han conseguido regresar, todavía hay ciudadanos que han quedado atrapados en diversos países "por razones de turismo, por razones de negocio o visitando familiares"

González Laya ha anunciado que están tratando de dar respuesta a la situación, "entendiendo que cuanto más pasa el tiempo, más difícil es porque más se van cerrando los espacios aéreos". En una entrevista para la emisora 'SerCatalunya', la Ministra ha incidido en el trabajo que están haciendo "con muchas comunidades autónomas, con países terceros y con estados miembros de la UE, para coordinar al máximo el retorno de los españoles a España".

Asimismo, ha adelantado"buenas noticias" para aquellos que actualmente se encuentran en Honduras, Guatemala, El Salvador, Lima, Indonesia y Filipinas, señalando que "estamos ya en contacto con líneas aéreas que van a organizar vuelos para que ellos retornen".

Ante la inquietud generada entre aquellos que todavía se encuentran en el extranjero, apela a la "calma y la tranquilidad" en momentos "de gran confusión global" y recuerda que lo que deben hacer es "seguir muy atentos a las informaciones que estamos dando constantemente en nuestras redes sociales".

Más de 30.000 llamadas en la última semana

Respecto a las críticas recibidas en los consulados y embajadas, señala que "es muy complicado" dar respuesta inmediata a todas las peticiones que les llegan. González Laya, ha asegurado haber estado en una de las centralitas de consulta, donde han recibido "en la última semana, más de 30.000 llamadas" y destaca que "cada ciudadano quiere que le atengamos y que le demos todo tipo de explicaciones y esto significa que el tiempo que pasamos con uno, no lo podemos pasar con el resto", razón por la que asegura que alguna de sus líneas están "constantemente ocupadas".

Además, ha incidido en que la emergencia sanitaria también ha llegado a sus instalaciones, donde parte del personal encargado de atender esas llamadas se encuentra en cuarentena tras dar positivo por coronavirus, lo que limita mucho más la capacidad de atención. Aún así, insiste que, a pesar de la cuarentena, "seguimos con todos nuestros teléfonos y todas nuestras redes sociales abiertas".

Por otro lado, ha recomendado a los más de dos millones de ciudadanos españoles que residen "de manera permanente en el exterior" que "se queden donde están y que eviten moverse en estos momentos de gran dificultad para viajar, pero también de necesidad de contener el avance del coronavirus". 

"Tres grandes respuestas" a la crisis

La jefa de la diplomacia españoles también se refirió a las críticas que está recibiendo el Gobierno por parte de algunas comunidades autónomas que le exigen que tome medidas más restrictivas para afrontar la crisis derivada de la pandemia del coronavirus.

Lo hizo explicando que en el mundo se han producido “tres grandes respuestas” ante esta crisis sanitaria basadas en criterios científicos: no apostar por el confinamiento social y sí por la inmunización colectiva en aras de proteger a los colectivos más vulnerables –Reino Unido, Holanda y Suecia-, aplicar un confinamiento severo –China- y los que toman medidas restrictivas, mayores o menores, según lo que les aconseja la ciencia –España-.

“Cada uno responde cómo entiende que es más útil partiendo de circunstancias específicas”, ha señalado.

Batería de medidas 

La ministra defendió que el Gobierno ha respondido de manera “muy contundente” desde el punto de vista económico a través de una batería de medidas con las que se busca proteger a los trabajadores, a los autónomos y a quienes trabajan por cuenta ajena y favorecer la liquidez de las empresas.

No obstante, manifestó que el “bazuca bastante potente” aplicado por España debe acompañarse de medidas en materia fiscal coordinadas en el seno de la UE, que vayan más allá de las anunciadas por el Banco Central Europeo (BCE) y a nivel global, en la línea de lo defendido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha pedido al príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammad Bin Salman, en su condición de presidente de turno del G20, una reunión de este organismo.

A su vez, reivindicó que España es uno de los países que ha aplicado las medidas “más restrictivas” de confinamiento: restricción de movimientos para todos los ciudadanos, salvo para comprar alimentos, medicamentos, ir al médico o acudir a trabajar en aquellas empresas que no garantizan el teletrabajo.

A pesar de ello, señaló que, “más allá del modelo (de medidas) que se adopta, que debe tener base científica”, reclamó a cada persona que “sea responsable” y cumpla con las consignas establecidas por las autoridades rigurosamente.

Esto le sirvió para afirmar que los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) y de las autoridades sanitarias del Ejecutivo, que mantienen un diálogo constante y fluido con sus equivalentes autonómicas, consideran que si se “siguen al pie de la letra” las medidas aprobadas se podrá asistir al “aplanamiento de la curva (de contagios y muertes por el virus) en un periodo relativamente corto”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento