Solicitan la despenalización del 'top manta'

  • Los han solicitado varias asociaciones de vecinos y ONG's de Madrid.
  • También han pedido el indulto de todos los 'manteros'.
  • Los 'manteros' se exponen a penas de prisión y a multas económicas mayores que si robaran en un centro comercial.
Top Manta en la Puerta del Sol de Madrid.
Top Manta en la Puerta del Sol de Madrid.
SERGIO RODRÍGUEZ

La Asociación de Sin Papeles de Madrid y la red de apoyo a inmigrantes ´El Ferrocarril Clandestino´ pidieron hoy la despenalización del ´top manta´ y el indulto de todos los vendedores de música pirateada de España que han sido condenados con multas, expulsiones y años de cárcel.

Este es el caso de Mor Ndiaye, que fue condenado por la Audiencia Provincial de Madrid por vender copias no autorizadas de DVD en la calle a ocho meses de prisión, una multa de 1.200 euros y una expulsión del espacio Schengen durante 10 años.

En una rueda de prensa celebrada hoy en la parroquia de San Carlos Borromeo de Vallecas, una portavoz de la Asociación Ferrocarril Clandestino, Alcira Marín, consideró necesario que se abra un debate social sobre la venta ilegal de material audiovisual en la calle.

"Seguramente mucha gente ha visto alguna vez un grupo de manteros salir corriendo, justo después de comprarles un DVD, pero estamos convencidos de que la mayoría no sabe que esos manteros pueden ser encarcelados y expulsados por esa pequeña transacción", indicó.

Mucha gente habrá visto alguna vez un grupo de manteros salir corriendo, justo después de comprarles un DVD

Así, señaló que como Mor muchos vendedores ambulantes son el último eslabón de una cadena de pirateo y fabricación de artículos de imitación, "que no engañan a su compradores porque saben perfectamente que no compran originales y su actividad no genera alarma social". "Con ella, Mor apenas ganaba dinero, sólo lo justo para sobrevivir. A través de ella, no rendía tributo a una mafia, más bien la venta fue el espacio de inserción laboral que encontró en los momentos de dificultad. ¿Se puede considerar a Mor un delincuente por todo ello?", se preguntó.

Por ello, el Ferrocarril Clandestino cree "injusto, desproporcionado y aleatorio" que inmigrantes vendedores del ´top manta´ sean expulsados y pide que se les indulte. En la campaña para conseguirlo han recogido 2.000 firmas individuales, apoyo del centro pastoral San Carlos Borromeo y de la parroquia de Santo Domingo de la Calzada de la Cañada Real Galiana; del director de cine Javier Corcuera; del guionista de la serie ´Hospital Central´ y miembro de la Sociedad General de Autores de España (SGAE), Guillermo Zapata; del presidente de de la Federación Regional de Vecinos de Madrid (FRAVM); del secretario general de la Confederación General de Trabajadores (CGT), Diego Cañamero; y del portavoz estatal de SOS Racismo, Javier Ramírez, entre otros.

"Si Mor hubiera entrado en el Corte Inglés y hubiera robado los originales de 50 CDS, no se la habría castigado más que al pago de una multa, y si no hubiera vendido en Madrid, sino en Burgos o Barcelona, probablemente hubiera resultado absuelto, porque esas Audiencias Provinciales emiten mayoritariamente sentencias absolutorias en casos similares", señaló Marín.

El propio Ndiaye aseguró en la rueda de prensa que llegó a España hace dos años en un viaje en patera que le costó 200 euros y por lo que había vendido todo lo que tenía. "De los que vinimos en patera, corrimos tres suertes diferentes. Hubo algunos que encontraron la muerto; otros que, tras estar encerrados casi un mes en un Centro de Internamiento, fueron deportados; y otros como yo, los supervivientes, que las autoridades decidieron trasladar a la península. Tuvimos suerte, pero seguimos a la deriva, ya que nos dejaran aquí sin papeles", relató.

Según explicó, vender marcas o DVD no es robar, sino su "profesión para sobrevivir". Asimismo, Mor se quejó de que la Policía no trata a los manteros igual que a los españoles y señaló que su objetivo futuro no es vender, sino "tener un trabajo digno".

Por su parte, Nacho Murgui, como músico y miembro de la SGAE, mostró su "vergüenza" porque un organismo que se encarga de defender los derechos de los autores y compositores "lo haga a costa de las condiciones de vida y de los derechos de los trabajadores del ´top manta´. "Es una manera de defender los derechos corporativos y convierte los derechos en privilegios porque lo está haciendo a costa de otros", dijo Murgui.

A su juicio, el manteo "es un canal más de distribución para hacer llegar la música a la gente" y recordó que la música es fruto de la mezcla de muchas notas, retales, aportaciones y encuentros ajenos.

Por último, la abogada de la Asociación El Ferrocarril Clandestino, Guadalupe Bohogo, precisó que la campaña de despenalización del ´top manta´ no es contraria a la protección de los derechos de los editores, artistas y autores, sino que dicha protección se lleve por las vías del derecho civil, administrativa porque "el derecho penal no debería aplicarse en estos casos".

"El derecho penal es el último instrumento que se debe utilizar para corregir conductas que podríamos decir que son ilegales. Todas aquellas entidades de gestión tienen otras vías que pueden utilizar para proteger sus derechos y el Estado se los concede. Por eso, esto es una cuestión de Justicia, que es uno de los pilares básicos supuestamente de nuestro Estado de Derecho", concluyó Bohogo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento