El Ayuntamiento de Madrid no iniciará las obras de reforma del Eje Prado-Recoletos en 2009 por "problemas de financiación", aunque sí abordará la reforma de la Plaza de las Cortes, según ha informado este jueves el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

La obra tendrá que esperar a que la ciudad de Madrid recobre el pulso financiero

También anunció que el único polideportivo del Centro, el del Mercado de la Cebada, tampoco se reformaría. Sin embargo, el proyecto de Madrid -Río y el futuro complejo científico de Las Tablas, que dará empleo a 1.500 personas, sí. La Plaza de las Cortes se reformará en primer lugar porque estaba comprometida con el Congreso de los Diputados y en segundo lugar por razones de seguridad, según el alcalde.

Negativas perspectivas financieras

El resto tendrá que esperar a que la ciudad de Madrid "recobre el pulso financiero" que le permita afrontar proyectos como éste, ha dicho el alcalde. Posteriormente, fuentes municipales han querido matizar las declaraciones del alcalde diciendo que se retomará en 2010 o 2011.

Por otra parte, Gallardón ha restado importancia al hecho de que la agencia de calificación financiera Standard and Poor's haya revisado de "estable" a "negativa" las perspectivas de solvencia financiera del Ayuntamiento aunque manteniendo el nivel AA.

La reforma de la Plaza de las Cortes es "una buena noticia" y "la constatación de que los planes financieros del Ayuntamiento son viables", a juicio del alcalde de Madrid, que ha sugerido a los periodistas que comparen la calificación de la capital con la de otras ciudades y administraciones.

Recorte en las inversiones 

En todo caso, Ruiz-Gallardón ha confirmado que habrá un "recorte muy importante" en las inversiones previstas en el Presupuesto municipal para 2009, cuyo proyecto será aprobado por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento el próximo viernes y sobre el que mañana avanzará algunos datos el delegado de Hacienda, Juan Bravo.

El regidor no ha querido adelantar nada respecto a la subida de impuestos que anunció hace dos semanas el propio Juan Bravo pero sí ha insistido en que no se tocarán "todas aquellas partidas presupuestarias cuya disminución podría afectar a los sectores más débiles de la sociedad".

La reforma de la calle Serrano se autofinanciará con los aparcamientos.

Tampoco se verán afectados por los recortes otros proyectos como Madrid-Río, el que ajardinará la zona liberada por el soterramiento de la M-30 junto al Manzanares, ya que está iniciado, o la reforma de la calle de Serrano, en este caso porque se autofinanciará con la construcción de aparcamientos, que incluso dejarán 10 millones de euros en las arcas municipales.

Como éste no es el caso de la reforma de la plaza de la Cebada, es posible que todo el proyecto quede también aplazado, aunque se está estudiando la posibilidad de incluir algún aprovechamiento urbanístico que financie la obra.

Si finalmente se aplaza, se estudiará a su vez la posibilidad de realizar una obra parcial de reforma del polideportivo, para que no esté tanto tiempo cerrado, ha indicado el alcalde.