Wildhearts y Quireboys, alternativas hard-rockeras al brit-pop, visitan España

Los acontecimientos musicales se sucedieron muy rápidamente a mediados de los 90's. El grunge ofreció sus discos más rompedores en los cuatro o cinco primeros años de década, Kurt Cobain se pegó un tiro, los medios exprimieron el morbo hasta límites delirantes... y su punto de mira, rebañado ya lo suficientemente el cadáver, buscó carne fresca.

Esa carne fresca, y pese a que la mayoría de bandas de ese movimiento continuaban aún en un gran estado de forma, se encontraba en Inglaterra. Oasis y Blur se disputaban en ese momento el cetro del pop británico. A las televisiones, periódicos y radios les interesó el reto, y medio mundo comenzó a conocer lo que se cocía allí. Que no era poco. Los citados Oasis y Blur, y los bastante más deslumbrantes Radiohead y Suede, convulsionaron el planeta y propiciaron, algunos más merecidamente que otros, el engañoso término brit-pop para que esta hornada de bandas tuviera su etiqueta y su consiguiente potencial mercantil.

Y en medio de todo este volcán mediático,

fantásticas bandas británicas de cariz más rockero como Wildhearts, Quireboys y Dogs D' Amour, demasiado festivos para el fan grunge más cerril, demasiado duros para el fan britpopero más delicado, hacían lo que podían. Musicalmente, obras mayúsculas. En términos de popularidad, poco, poquísimo.

Casi quince años después, la situación es similar para estas formaciones, pero mientras el brit-pop ha degenerado, salvo excepciones, estos grupos minoritarios de rock continúan en plena forma, especialmente las dos que nos rinden visita estos días, Wildhearts y Quireboys.

La primera, banda capitaneada por Ginger, está de gira en España, y toca hoy en la madrileña sala El Sol. Mañana le tocará turno a Barcelona y el sábado, a Bilbao.

Autores de discos emblemáticos del rock británico más excéntrico y underground como Earth Vs. The Wildhearts o The Wildhearts Must Be Destroyed o de canciones celebradísimas por sus seguidores como Suckerpunch (puedes disfrutarla en el vídeo de arriba) o Vanilla Radio, estos supervivientes presentarán el notable álbum homónimo que publicaron el año pasado e intentarán superar el fantástico nivel que ofrecieron en el Azkena 2004.

Los Quireboys, por su parte, también aterrizan en España, y lo hacen con el recuerdo aún fresco de su exhibición en el festival vitoriano de esta edición, y con el maravilloso Homewreckers And Heartbreakers bajo el brazo, probablemente su disco más redondo desde ese lejano y fascinante A Bit Of What You Fancy.

Sin duda, una de las bandas que mejor han sabido asimilar la influencia de The Faces y Rolling Stones para crear música llena de emoción y frescura, como bien atestigua su himno 7 O'clock, que puedes ver en el segundo vídeo. La actuación en Madrid será el lunes 20 en la citada sala.

Vigo, A Coruña, Bilbao, Vitoria y Barcelona, de martes a sábado, también gozarán con la brillantez escénica de Spike y compañía.

Por suerte, este tipo de rock más alejado de las masas continuará sonando en nuestro país, y a los conciertos programados por Gruta '77 de Mother Superior y Lords Of Altamont, y ya celebrados, se sumarán en las próximas fechas actuaciones muy prometedoras, como las de Durango Riot, The Eviltones y Moon River Trio, entre otras muchas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento