Por un quítame allá... ese cartel

  • El cartel de 'Diario de una ninfómana' reaviva la polémica.
  • Muchas campañas han sido retiradas en España y el extranjero.
  • Algunos de los polémicos carteles, en esta galería.
Campañas de Dolce & Gabbana, 'Diario de una ninfómana' y Armani Junior.
Campañas de Dolce & Gabbana, 'Diario de una ninfómana' y Armani Junior.
ARCHIVO
Palabras como 'censura', 'retrógrado' o 'franquista' han
vuelto al cine español tras rechazar la concesionaria de publicidad de los autobuses de Madrid el cartel de
COPE tampoco publicitará la película por su imagen "de dudosa legalidad y gratuitamente provocativa". El director de la cinta, Christian Molina, lo ve "injusto, ilógico e irreal".

No es, sin embargo, excepcional. Hace menos de un año el Instituto de Política Familiar de Catalunya pidió
la retirada del cartel del Festival de Cine Gay y Lésbico de Barcelona, que mostraba a un
niño con un lápiz en la boca, por la "manipulación de un menor para promocionar un festival pornográfico". También el pasado año algunos estados mexicanos prohibieron el póster de
Rosario Tijeras con una pareja desnuda.
Ben Stiller, en 'Tropic Thunder'.En el Reino Unido parece
molestar más la violencia. Varios carteles de
Wanted fueron eliminados de las calles por "incitar al uso de la violencia", precedente que estuvo a punto de afectar también a
Quantum of Solace , lo último de James Bond.
Tropic Thunder tuvo otros problemas en Estados Unidos, donde
Simple Jack, película ficticia que aparece en la cinta y en la que
Ben Stiller interpreta a un discapacitado.

2007 fue un año de 'censuras' en España.
Dolce & Gabbana a retirar un anuncio por "atentar contra los derechos de las mujeres y denigrar su imagen"; los italianos respondieron cancelando todas sus campañas en nuestro país y llamando
“atrasados” a los españoles. Quizá
Giorgio Armani esté de acuerdo, tras ver cómo un
anuncio de su colección infantil era censurado por el Defensor del Menor de la Comunidad Autónoma de Madrid por "jugar al límite de la incitación al turismo sexual”.

En el extranjero, también la campaña de la línea de lenceria de Elle MacPherson fue prohibida en Nueva Zelanda por una mano fuera de lugar.
Apparel , que gusta de emplear imágenes sugerentes, fue denunciada en el Reino Unido por una
modelo fingiendo estar masturbándose.
Cartel de Oliverio ToscaniEs imposible hablar de publicidad polémica y no hacerlo de Oliverio Toscani. Su penúltimo escándalo, la retirada de una valla, en toda Italia, con la imagen de una
"instrumentalizaba para fines comerciales a personas enfermas". Tampoco gustó en el mismo país un anuncio contra la homofobia donde, de la muñeca de un recién nacido, colgaba una pulsera con la palabra "homosexual" en lugar de su nombre. El lema "la orientación sexual no es una elección" acompañaba la imagen.
Cartel rusoPor último, una
curiosidad rusa. Una revista de economía, cuyo último ejemplar analizaba el desplome del dólar frente al euro, llenó Moscú de cárteles con el símbolo de éste último 'montando' a su 'rival' americano. La editorial tuvo que retirarlos en el acto por inmoralidad.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento