Sin víctimas en el avión de Air France incendiado en Toronto
Reuters Reuters

'No hay víctimas', informó la aerolínea en un comunicado, que consignó además que 22 personas habían sufrido heridas leves. Agregó que había 297 pasajeros y 12 tripulantes en el avión, que cubría el vuelo AF358 de París a Toronto.

Testigos dijeron que el avión podría haber sido alcanzado por un rayo cuando aterrizaba. Las autoridades dijeron que el aeropuerto estaba en 'alerta roja' a causa del peligro que suponen los rayos.

Los supervivientes dijeron que 'corrían como locos' entre los restos.

'Corríamos realmente rápido para salir de allí', dijo Olivier Dubos a la CNN.

La televisión de Canadá citó a la policía diciendo que el piloto y varios pasajeros habían sido trasladados al hospital. Un reportero canadiense dijo que dos autobuses de pasajeros se dirigían al centro de Toronto desde el lugar del accidente.

'Un avión de Air France aterrizando en la pista 2-4 se salió de la pista en el final de la misma en el área de Convair Drive y el área 401 en Mississauga', dijo el sargento de la policía de Peel, Glyn Griffiths.

TRASLADOS AL HOSPITAL

La televisión canadiense citó al policía diciendo que el piloto y parte de los pasajeros fueron trasladados a un hospital.

Testigos dijeron a las cadenas de televisión de Canadá que el avión aparentemente se salió de la pista después de aterrizar en medio de la lluvia y los relámpagos.

Imágenes televisivas mostraron humo y llamas saliendo del fuselaje del avión, que estaba fuera de una pista y quedó cerca de una carretera muy transitada.

La página web de Air France informaba de que el vuelo 358 que salió del aeropuerto Charles de Gaulle de París debía aterrizar en la terminal 3 del aeropuerto de Pearson el martes por la tarde.

Una portavoz de Aeropuertos de Montreal informó que ningún vuelo llegó al aeropuerto Pearson después del accidente.

El testigo Corey Marx, quien estaba cerca de la carretera viendo los aterrizajes de los aviones en el aeropuerto, dijo a la CNN que, tras el accidente, los trabajadores de los servicios de emergencia tardaron entre 40 y 50 segundos en llegar al lugar de los hechos.

El aeropuerto de Toronto fue cerrado para el resto de los vuelos. Los aviones estaban siendo derivados a Ottawa y otros aeropuertos cercanos.