Con el sistema informático Minerva se podrían haber evitado errores judiciales como el del caso Mari Luz. Lo aseguró ayer el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, coincidiendo con la puesta en marcha en los juzgados de instrucción y penal del partido judicial de Murcia de una especie de historia clínica de los condenados.

La experiencia piloto de Murcia, que se aplicará al resto de comunidades que aún no tienen las competencias en Justicia, consiste en un intercambio de información entre los juzgados. "Con él se sabrá en qué otros procesos judiciales y en qué situación se encuentra el condenado", explican fuentes del CSI-CSIF.

El programa informático Minerva tiene un sistema de alarma que avisa si hay una persona en busca o captura y también de los plazos para recurrir sentencias.

El TSJ de Murcia

El Tribunal Superior de Justicia, (TSJ) de la Región de Murcia ha remitido al Consejo General del Poder Judicial un acta en la que se incluyen, en formato electrónico, los acuerdos alcanzados en la reunión ordinaria del 6 de octubre pasado.

Es la primera vez que se hace en España y supone la primera realización material de un expediente judicial electrónico. Esto ha sido el final de un proyecto que se ha desarrollado en el TSJ durante dos años. Esta firma electrónica permitirá acelerar la gestión del organismo.