Sánchez se resiste al confinamiento total durante la prórroga del estado de alarma hasta el 11 de abril

Imagen de la videoconferencia mantenida entre Sánchez y los presidentes autonómicos el pasado 15 de marzo.
Imagen de la videoconferencia mantenida entre Sánchez y los presidentes autonómicos el pasado 15 de marzo.
MONCLOA

El Gobierno prorrogará el estado de alarma otros 15 días, de manera que en lugar de que las medidas excepcionales por el coronavirus terminen el 29 de marzo, lo harán, de momento, el 11 de abril. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se lo ha comunicado este domingo a los presidentes autonómicos, con los que se encuentra reunido por videconferencia, aunque se resiste a reforzar las medidas ya puestas en pie con un confinamiento total de la población y una parálisis total de la producción que ha decretado Italia y que en España ya le piden expertos, varios presidentes autonómicos y distintos partidos políticos.

"Lo importante es cumplir con estas medidas, que son las que recomienda la OMS", ha dicho Sánchez, que ya en su comparecencia del sábado por la ncohe dejó claro que no cree necesario ampliar el grado de confinamiento por motivos que, aunque también tienen base en la opinión de los expertos, ha justificado este domingo por los efectos socioeconómicos, y hasta psicológicos, de endurecer las restricciones actuales.

"Hay que ser conscientes de la envergadura" de las restricciones actuales, ha dicho Sánchez, que ha aludido al "frenazo económico que ya está sufriendo nuestro país". "Es una medida muy dura, a la sociedad no le estamos pidiendo 15 días sino en total un mes", ha añadido ante una prórroga al término de la cual ha esperado que "podamos doblegar la curva".

El presidente ha subrayado en varias ocasiones que España está "a la vanguardia" con medidas "de extraordinaria dureza" que, por ejemplo, ha asegurado que van más allá de lo que hasta ahora ha hecho Italia, el país que se le pone de ejemplo y que, según ha dicho, hasta ahora no ha prohibido los desplazamientos a segundas residencias o decretado el cierre de parques. "Son cuestiones en las que nosotros nos hemos anticipado, no quiero decir que seamos mejores o peores, lo que quiero decir es que las medidas son durísimas".

Con estas palabras, Sánchez ha dejado claro que la decisión que adoptará el Consejo de Ministros este martes para pedir al Congreso una prórroga por otras 15 días del estado de alarma serán una prolongación temporal, que no incluirá el endurecimiento de medidas, que es justo lo que le han pedido este domingo en desde el presidente catalán, Quim Torra, hasta el andaluz, Juanma Moreno en la reunión a distancia con los presidentes autonómicos. Fuera de ella, ERC o Más País también apuestan por cesar del todo la producción y detener el país totalmente.

Apoyo de los grupos

Por tanto, salvo cambios de última hora, el Gobierno someterá el miércoles a la votación del Congreso una propuesta para mantener el estado de alarma hasta el 11 de abril. Ahí se incluirán las restricciones de movimiento y también todas las ayudas económicas y sociales. Sánchez ha recordado que tenían una duración de 30 días, de manera que seguirán vigentes durante la crisis y podrán ampliarse "en función de cuál sea el devenir de la pandemia".

La petición de la prórroga del estado de alarma está contemplada en la Constitución, donde se indica que el primer plazo, el actual de 15 días, lo puede decretar el Gobierno por sí mismo. Si quiere extenderlo, debe tener autorización del Congreso, algo que previsiblemente ocurrirá este miércoles.

Este domingo, ha esperado contar con el apoyo de "todas las fuerzas políticas" que ya el miércoles pasado le respaldaron en un Pleno anterior. "Durante esta última semana he venido hablando con todos ellos, el miércoles conté con el apoyo de todos los grupos y en consecuencia esperamos que este compromiso de apoyar el estado de alarma pueda encontrar respaldo".

El Congreso de Ministros aprobará el martes la propuesta de prórroga y un día después será votada en la Cámara Baja, en un Pleno que desde que se convocó ya tenía prevista esta eventual votación para alargar las medidas excepcionales en el caso de que el Gobierno así lo decidiera, como será el caso.

Además, el Pleno debe aprobar los tres reales decretos aprobados ya en relación con el coronavirus -las primeras medidas económicas por valor de más de 18.000 millones, la movilización de otros 200.000 y la declaración del estado de alarma con sus medidas de restricción de movimientos-.

Además, también está pendiente la convalidación del primer real decreto ley con el que el Gobierno empezó a derogar la reforma laboral, el que prohibió que una baja laboral por enfermedad pueda justificar un despido por motivos objetivos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento