Obligan a dar la vuelta a más de 200 coches que se dirigían a la costa de Granada en pleno estado de alarma

Guardia Civil Tráfico
Imagen de archivo de la Guardia Civil de Tráfico
EUROPA PRESS / ARCHIVO

La Guardia Civil de Tráfico ha mandado dar la vuelta a unos 200 coches entre la tarde del viernes y la mañana del sábado, que pretendían llegar a la costa de la provincia de Granada y a la zona de Las Alpujarras, para ocupar sus segundas residencias, publica el diario Ideal, en pleno estado de alarma por la epidemia de coronavirus.

Según este rotativo, la mayoría de coches procedía de Granada capital, pero también se detectaron conductores llegados de Jaén e incluso de Madrid.

El volumen de tráfico era tal, según Ideal, que la salida de Padul llegó a colapsarse.

Aunque no hubo detenidos, los que se empecinaron en llegar a la playa por carreteras secundarias fueron detectados y multados. Se estima que la Guardia Civil impuso una treintena de sanciones.

La Guardia Civil, que va a continuar haciendo controles este sábado, reveló a Ideal que algunas de las excusas que pusieron los conductores eran que "tenían que echar de comer a las gallinas", que "la abuela está sola en la playa y nos está esperando para llevarle comida" o "me han robado la casa y voy a ver los destrozos".

Las sanciones para estos conductores oscilan entre los 300 y los 1.000 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento