Avalancha de ERTEs en España: 114.000 trabajadores afectados esta semana

Un trabajador protegido con mascarilla ante el coronavirus en Bilbao.
Un trabajador protegido con mascarilla ante el coronavirus en Bilbao.
EFE

La avalancha de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) en España, como consecuencia del estado de alarma decretado para frenar la pandemia del coronavirus ha afectado a cerca de 114.000 trabajadores de diferentes sectores que van desde el textil al de las aerolíneas o la automoción.

Las compañías han ido aceptando esta semana las medidas adoptadas por el Gobierno por las que se aprobarán todos los ERTEs planteados por "fuerza mayor" como consecuencia del cese de actividad.

Mango o Air Nostrum se encuentran entre las últimas empresas en sumarse a la lista, en la que también se encuentran el grupo Tendam —al que pertenecen las marcas Cortefiel, Pedro del Hierro, Springfield y Women'secret y Fifty—, Seat, Burger King, Iberia o Air Europa.

ERTEs en el sector textil

Mango ha sido hasta el momento, la última del sector textil en confirmar que presenta un Expediente de Regulación Temporal de Empleo por causas de fuerza mayor, ante el cierre de sus más de 400 tiendas en España.

La medida afecta a 4.767 empleados, prácticamente la totalidad de su plantilla en el país, tanto personal de tienda como empleados del centro logístico de la localidad catalana de Lliçà d'Amunt (noreste) y de sus oficinas centrales.

Otro de los ERTE más numeroso en el sector textil y que afectará a 1.900 personas, el 94% de la plantilla, ha sido el presentado por la empresa Liwe Española, con sede en Murcia (sureste), y propietaria de la marca Inside, ha informado el secretario del Consejo de Administración, Juan Carlos Pardo Martínez.

También 2.000 serán los trabajadores, según los sindicatos, que entrarían en el expediente de la firma italiana de ropa interior Calzedonia e Intimissimi en España.

En el caso de la española Desigual, la medida temporal se aplicará al 90 % de su plantilla en el país, 1.359 empleados, tras el cierre de sus 87 tiendas en España y 296 de las 298 que tiene en toda Europa.

El grupo español Adolfo Domínguez que en principio había anunciado un ERTE para 728 personas decidía este viernes ampliarlo hasta las 909 (76% de la plantilla del grupo), al incluir a 145 profesionales de su sede central y 36 personas de su red comercial en Portugal. Ese expediente de empleo dará cobertura a los 909 trabajadores de la firma hasta el mes de mayo, en caso de que el cierre de los puntos de venta tenga que prolongarse.

Inditex, por ahora, se resiste. La firma gallega anunció esta semana que si el estado de alarma se prolonga más allá del 15 de abril, entonces aplicará un ERTE a 25.000 trabajadores, por lo que solo afectaría al personal de tienda.

Aerolíneas

Air Nostrum ha sido la última de las compañías aéreas en presentar este viernes un ERTE para toda su plantilla, 1.439 empleados, por un periodo de tres meses, desde este sábado, 21 de marzo, hasta el 30 de junio, con un mecanismo de flexibilidad que permita ajustar la suspensión a las circunstancias.

Iberia, por su parte, también ha presentado un ERTE que afecta a un total de 13.900 trabajadores durante tres meses como consecuencia de la brusca caída de actividad registrada por la pandemia del coronavirus.

Un 90% del personas de las áreas de negocio relacionadas directamente con actividades de vuelo, asistencia en tierra (handling), mantenimiento y carga se verán afectadas por el ERTE, en la misma proporción que la reducción de capacidad.

En el caso de servicios centrales y oficinas, tanto corporativos como de mantenimiento y handling, se verán afectados en un máximo de un 70% de los trabajadores.

Burger King, Nissan, Bosch...

Cadenas del sector de la restauración también se han visto afectadas por las consecuencias económicas que arrastra el coronavirus. Burger King ha planteado un ERTE para unas 14.000 personas, mientras que McDonald's oficialmente solo ha reconocido que la posibilidad de un ERTE está encima de la mesa, con sus 24.000 trabajadores a la espera.

En la industria del motor, la paralización de la actividad ha desencadenado una cascada de ERTEs. La factoría de Seat de Barcelona ha presentado un ERTE para 14.771 trabajadores, mientras que Nissan ha seguido el camino presentando ERTEs para sus 3.500 empleados de sus plantas de Cataluña y Ávila.

Bosch Services Solution, con sede en Vigo, también ha notificado a la representación sindical su intención de iniciar un ERTE que afectaría a unas 1.309 personas de un total de 1.549 personas y la finalización de los contratos existentes a través de ETT.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento