Los aplausos a sanitarios y profesionales de servicios básicos cumplen una semana y ganan intensidad

Vecinos de Vallecas, en Madrid, aplauden desde las ventanas de sus viviendas a sanitarios y profesionales de servicios básicos.
Vecinos de Vallecas, en Madrid, aplauden desde las ventanas de sus viviendas a sanitarios y profesionales de servicios básicos.
EFE

Los ciudadanos han vuelto a agradecer este viernes y por séptimo día consecutivo con aplausos, canciones y vítores el trabajo del personal sanitario que lucha contra la pandemia del coronavirus y también el de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y del resto de profesionales que garantizan el funcionamiento de los servicios básicos durante estos días de confinamiento.

La campaña de agradecimiento, que surgió en las redes sociales para reconocer el trabajo de los sanitarios, cumple así una semana en la que los españoles diariamente, primero a las 22.00 horas y desde el domingo a las 20.00 horas, han salido a sus balcones, ventanas y terrazas para expresar su gratitud a los profesionales que combaten la pandemia y que, a su vez, son los más expuestos a los contagios.

A lo largo de estos días, el aplauso unánime se ha ido combinando con canciones de tinte esperanzador, como el Resistiré del Dúo Dinámico o Color Esperanza, de Diego Torres, y también con Hola, Don Pepito, que se escuchó este jueves en muchos lugares de España con motivo de la festividad de San José.

Los ciudadanos de algunas partes de España han tirado de éxitos regionales para agradecer el esfuerzo y el sacrificio de sus sanitarios y del personal que presta servicios indispensables y si en Asturias se escucha a diario el mítico Asturias, de Víctor Manuel, o Viento del Norte, en la voz de Nando Agüeros, en otras, como Baena (Córdoba), donde el toque de tambor es Patrimonio de la Humanidad, han optado por hacer sonar estos instrumentos desde las ventanas.

Promovida en redes sociales y en cadenas de mensaje de Whatsapp bajo el lema #AplausosSanitarios, la cita se ha convertido en un evento diario desde que el Gobierno español decretara el confinamiento en los hogares tras la entrada en vigor del estado de alarma. Lejos de ir a menos, cada día han sido más los ciudadanos que se han sumado a la convocatoria para mostrar su agradecimiento.

Además, la cita ha servido para unir a vecinos y entablar conversaciones, incluso juegos, de bloque a bloque en las grandes ciudades y para transmitir cierta sensación de compañía en la soledad que asola muchos municipios de la España rural.

A lo largo de esta semana, muchos profesionales de la sanidad y otros trabajadores de los servicios de emergencia han querido devolver al agradecimiento, con aplausos recíprocos, sirenas y pitos desde los coches y mensajes en redes sociales.

No obstante, la convocatoria diaria de las 20.00 horas no es el único momento del día en el que suenan aplausos para los colectivos sanitarios y en ciudades como Madrid, la más afectada por el Covid-19, las llegadas de ambulancias y personal sanitario a las casas para prestar atención a los enfermos o hacer las pruebas de detección del virus son recibidas en muchas ocasiones por aplausos y ánimos espontáneos de los vecinos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento