Guía básica para los comercios abiertos en tiempos de coronavirus: distancia de un metro siempre, aforo limitado...

Clientes guardando la distancia de seguridad a la hora de entrar en un supermercado de Madrid.
Clientes guardando la distancia de seguridad a la hora de entrar en un supermercado de Madrid.
MELISA TUYA

La declaración del estado de alarma en España por el coronavirus tuvo en consecuencia el cierre de la mayoría de establecimientos comerciales, permitiendo su apertura solo a establecimientos de comida, farmacias, ópticas, estancos, tintorerías, veterinarias y gasolineras.

Sin embargo, aquellos que no han cerrado parecen no tener claras cuales son las medidas de seguridadque deben tomar para proteger a los trabajadores y clientes, por lo que desde el Ministerio de Sanidad junto con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, han lazado una guía con las pautas a seguir.

Recomendaciones básicas

En un primer lugar, el documento emitido recoge las principales recomendaciones básicas para la higiene personal, como son el lavarse las manos tras estornudar o toser, antes de comer o después del uso del baño o el transporte público. 

Además, también incluye tener un dispensador de gel o solución alcohólica cerca de cada trabajador, una ventilación adecuada y establece que se imponga un sistema de trabajo en turnos con rotación de empleados, "para minimizar riesgos sin que varíe la atención y servicio a los clientes", y siempre desinfectando antes y después de la entrada al puesto de trabajo de un nuevo empleado.

Por último, se deberá proceder al desinfectado de uniformes y del local, al menos en el momento de la apertura y al cierre, así como garantizar el abastecimiento de guantes y geles desinfectantes para los trabajadores, como mascarillas para aquellos más expuestos.

Cuidado de las zonas de venta

Para las zonas dirigidas al cliente, y en las que se producen interacciones trabajador-comprador, se debe garantizar la distancia mínima de un metro en todo momento, señalizándolo debidamente y con carteles informativos. 

Además, el tiempo que puede permanecer un cliente dentro del establecimiento debe ser el mínimo posible, estableciéndose un aforo máximo que tenga en cuenta la distancia de seguridad. En caso de superarse en momentos puntuales, el resto de clientes deberán esperar fuera para entrar y consumir.

Por otro lado, se recomienda el uso de mámparas o algún otro elemento físico que se asegure la protección de trabajador-cliente, especialmente en la zona de cobro del establecimiento. También se debe evitar la manipulación directa de los productos por parte de los clientes, especialmente los no envasados, proporcionándoles guantes desechables.

Por último, se recomienda utilizar únicamente el pago con tarjeta, el uso de papeleras con pedal para evitar el contacto directo con ellas y se deberá impulsar el reparto a domicilio, aunque no es recomendable subir hasta las viviendas, sino dejarlas fuera y avisar al propietario, respetando siempre el metro de distancia.

¿Cómo gestionar el abastecimiento?

Desde los Ministerios aseguran que un papel clave para que no se desate la compra compulsiva es que no se perciba por parte del cliente una sensación de desabastecimiento. Para ello, se recomienda reponer aquellos productos de primera necesidad con la mayor brevedad posible. 

Además, recomiendan que se haga una pausa a mitad de la jornada, para desinfectar todo el local, reponer todos los productos y descanso de los trabajadores, que debido a la situación excepcional están sometidos a una presión mayor.

¿Qué protocolo seguir en caso de que un cliente o trabajador tenga síntomas o dé positivo en coronavirus?

En caso de sentir los síntomas habituales del virus, como son tos seca, problemas respiratorios y fiebre, además de llamar a los teléfonos disponibles, se deben revisar los programas de limpieza de todos los espacios para asegurar que el proceso de desinfección de superficies potencialmente contaminadas, como pomos, puertas o mostradores. 

Se recomienda además mantener la calma y seguir las recomendaciones de los expertos, especialmente si se encuentran clientes u otros trabajadores delante, puesto que en esta situación excepcional es fácil entrar en histeria colectiva.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento