Crean un prototipo para impresión 3D de respirador autónomo para enfermos de coronavirus

Respirador automático desarrollado en red de forma altruista por los profesionales de 'Reesistencia Team', dentro del grupo 'Coronavirus Makers'
Respirador automático desarrollado en red de forma altruista por los profesionales de 'Reesistencia Team', dentro del grupo 'Coronavirus Makers'
'REESISTENCIA TEAM'

No hay suficientes respiradores para los infectados por coronavirus, lo están advirtiendo todos los centros sanitarios. 

Ante la escasez -ya no solo de equipos ‘más especializados’ como estos, sino también de algo tan básico como batas y mascarillas- un grupo de personas del sector de la medicina, la ingeniería, la impresión 3D y el diseño, entre otros, ha conseguido desarrollar en tiempo récord prototipos de respirador automático para que pueda ser replicado con una impresora 3D.

El sistema Reesistencia de respirador automático.
El sistema Reesistencia de respirador automático.
ReesistenciaTeam

Cuando la alerta sanitaria explotó y la situación real de carencia de equipos salió a la luz, nació ‘Coronavirus Makers’: una iniciativa en la que casi 2.000 personas han unido su ingenio y su fuerza para trabajar en busca de soluciones para esta epidemia. Divididos en subgrupos de trabajo, cada uno se encarga de una necesidad y, en concreto, el equipo ‘Reesistencia’ es el que ha dado con este prototipo.

Si este producto se ha creado ‘en tiempo récord’ es debido precisamente a la colaboración entre sectores: “Los proyectos de productos médico suelen ser muy lentos porque el ingeniero no sabe nada de la parte médica y el médico no entiende de la parte técnica”, señala uno de los médicos, Ramsés Marrero, a Business Insider.

Si bien inicialmente querían fabricar un respirador manual sencillo, vieron que no iba a ser muy práctico a largo plazo y apostaron por los automáticos, aunque fuera un trabajo más complejo. Lo que han logrado es aún mejor, porque han conseguido basarse en el conocido sistema manual ‘Jackson Rees’ para hacer el ventilador automático. “Tiene la ventaja de que es un sistema muy conocido. Eso da mucha seguridad porque todo el mundo sabe cómo funciona”, añade Marrero.

Si las estimaciones son ciertas y un 3% de los infectados van a necesitar sistemas de ventilación, esta solución podría salvar muchas vidas. Ahora solo piden a quien tenga una impresora o conozca a alguien que la tenga que se inscriba en el equipo para imprimir las piezas necesarias para crear estos respiradores automáticos, con el fin de donarlo a los servicios sanitarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento