La (gafada) boda de Beatriz de York y Edoardo Mapelli no tendrá recepción de invitados y ya se plantean cancelarla

Beatriz de York y Edoardo Mapelli
Beatriz de York y Edoardo Mapelli.
THEROYALFAMILY / INSTAGRAM

Si ya estaba en el aire, cada día que pasa aumentan las posibilidades de que la boda entre Beatriz de York y Edoardo Mapelli no se celebre... básicamente porque no podría asistir nadie. Y es que es lo que tiene que se fueran a casar una inglesa y, precisamente, un italiano de la Lombardía.

La crisis mundial por el coronavirus está afectando a un enlace que ya de por sí parecía gafado desde que salieran a la luz todas las polémicas del padre de la novia, el príncipe Andrés, duque de York, envuelto en varios casos y polémicas de abusos sexuales y trata de menores.

Pero aún con todo la hija de Sarah Ferguson sigue teniendo esperanzas de que el próximo viernes 29 de mayo, en la Capilla Real del Palacio de Saint James de Londres, tendrá lugar el enlace. Porque a pesar de todas las medidas de seguridad que se puedan tomar, ahora mismo, en Reino Unido, no son las más drásticas. Y la boda sigue en pie.

Claro que esto obligará a hacer algunos cambios. Entre ellos, el más importante por ahora es la cancelación de la recepción de invitados, una tradición que tendría lugar en los jardines del Palacio de Buckingham y cuya anfitriona sería, claro está, la reina Isabel II, abuela de la novia.

Pero los novios han renunciado a ello, tal y como han explicado desde la propia familia Windsor a través de un portavoz. "La princesa Beatriz y el señor Mapelli Mozzi están deseando casarse pero de igual forma son conscientes de la necesidad actual de evitar cualquier riesgo innecesario en las circunstancias habituales", ha dicho.

Porque si unimos que el coronavirus puede llegar a ser literal, afectando de manera directa a todas las monarquías del mundo y que han aumentado enormemente el número de bodas canceladas para los próximos meses, tenemos el caso de la corona británica.

Es, sobre todo, por temor a los invitados de Edoardo Mapelli Mozzi. Sus familiares y amigos no pueden actualmente abandonar sus hogares en Italia debido al aislamiento y la cuarentena impuesta. Y no solo es que permanecen confinados, resultando imposible ahora mismo para ellos tomar un vuelo y aparecer por Londres, sino que provienen de la Lombardía, una de las zonas más afectadas del planeta.

Es por ello que, de celebrarse finalmente la boda de la hija de los duques de York, solo podrían asistir "un pequeño grupo de familiares y amigos", lejos de los más de 150 inicialmente previstos.

"En consecuencia con las indicaciones del Gobierno de Gran Bretaña y de todas partes del mundo, la pareja está replanteándose sus planes para el 29 de mayo. Son particularmente conscientes de los consejos del Ejecutivo tanto con respecto al bienestar de los miembros de más edad de sendas familias como con respecto a las grandes reuniones de personas", han comunicado desde la realeza británica.

"Por tanto, la recepción prevista en los jardines del palacio de Buckingham no tendrá lugar. La pareja considerará cuidadosamente los consejos del Gobierno antes de decidir si una boda privada podría celebrarse entre un pequeño grupo de familiares y amigos", afirma el mensaje, que deja entrever que, de haber medidas más restrictivas, no quedará más remedio que cancelar el enlace.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento