¿Qué hacemos para ayudar a los refugiados y evitar la expansión del coronavirus?

Ayuda a las personas sin hogar durante la cuarentena
Ayuda a las personas sin hogar durante la cuarentena
AJUNTAMENT DE VALÈNCIA

La expansión del brote de coronavirus que comenzó en China ya se ha extendido por cientos de países. Todos ellos han comenzado a tomar medidas de prevención y contención para tratar de frenar los casos de contagio.

Sin embargo, existen algunos grupos más vulnerables, aquellos que disponen de menos recursos o se encuentran en situación de desigualdad. Es el caso de países subdesarrollados del continente africano o las personas que huyen de la guerra, en este caso, los refugiados. 

¿Qué medidas se toman para ayudar a los refugiados? 

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR, en inglés UNHCR) es el organismo internacional que se encarga de velar por los refugiados, tratando de que se cumpla la normativa internacional y ayudando para encontrar soluciones de protección para este grupo vulnerable. 

Un comunicado de prensa de ACNUR hacía hincapié en que cualquier persona puede contagiarse por coronavirus, pero la mejor forma de evitar la propagación es “permitir que todas las personas tengan acceso total a los servicios sanitarios, incluyendo las personas que se encuentran más marginadas en las comunidades”. 

“Todas las personas en el mundo, también las personas refugiadas, desplazadas y solicitantes de asilo, deben poder acceder a las instalaciones y servicios de salud”, explicaba Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados.

En un vídeo difundido a través de las redes sociales por ACNUR, se explica la necesidad de tomar medidas respecto a los campamentos de refugiados, ya que estos pueden estar en condiciones de sobrepoblación o tener sistemas de salud débiles. 

En datos, ACNUR cifra en más de 70 millones de personas en todo el mundo que han tenido que abandonar sus países por conflictos, violencia y vulneración de derechos. Así, más de 20 millones son refugiados y el 84% de ellos se encuentran acogidos en países de ingresos bajos o medios. 

De este modo, la organización trabaja, junto con los gobiernos de los países de acogida, para que se desarrollen planes nacionales contra el coronavirus que incluyan medidas como la distribución de agua limpia y jabón, la eliminación de basura y lanzamientos de campañas de información. 

También hacen referencia a la necesidad de que los países respeten los derechos de las personas refugiadas, que solo buscan seguridad, en el caso de que se lleven a cabo medidas para evitar las entradas, salidas y libertad de movimientos. Así, proponen medidas para evitar riesgos sanitarios como, por ejemplo, la realización de cuarentenas preventivas. 

Además, inciden en el peligro que suponen las informaciones falsas a través de las redes sociales que pueden causar discriminación por parte de la ciudadanía hacia los refugiados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento