¿Cómo lavar la fruta y verdura para desinfectarla correctamente?

Esta verdura suele ser muy apreciada por sus consumidores y su precio también oscila mucho entre origen y destino. De sus 0,85 euros por kilo se pasa a los 4,63 euros.
Alcachofas.
Pixabay/Free-Photos

La salubridad de los alimentos es esencial para evitar el riesgo de padecer enfermedades de transmisión alimentaria. Aunque no existen pruebas científicas ni médicas que avalen que el nuevo coronavirus pueda transmitirse a través de los alimentos, cualquier medida de precaución es buena. 

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que los alimentos insalubres que contienen bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas pueden causar más de 200 enfermedades, desde la diarrea hasta el cáncer. 

Lavar los alimentos antes de consumirlos

Por esta razón, resulta realmente importante lavar la fruta y la verdura antes de consumirla para desinfectarla y evitar el riesgo de sufrir ciertas enfermedades. Es probable que para cosechar estos alimentos se hayan utilizado pesticidas o que se hayan contaminado a causa de aguas residuales, además de contener bacterias como la E.Coli o virus. 

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda seguir algunos consejos para lavar la fruta y la verdura:

  • Lavar las verduras y frutas en el momento en que se vayan a consumir, no antes, y eliminar todas las zonas dañadas. 
  • La recomendación principal es lavarlas bajo el grifo y no dejarlas en remojo ya que de hacerlo se incrementa el riesgo de contaminación cruzada.
  • "Frota la piel para eliminar una mayor cantidad de residuos y otros posibles contaminantes, siempre y cuando la superficie de la fruta o vegetal lo permita, como por ejemplo en el caso de manzanas, peras o calabacines". 

Otras recomendaciones

No olvides lavarte las manos antes de realizar este proceso, ya que pueden contener bacterias u otros microorganismos. Por otra parte, otro de los consejos es lavar estos alimentos en piezas enteras para evitar que los patógenos se trasladen al interior si los cortamos. 

En el caso de que tengan bastante suciedad al ser, por ejemplo, hortalizas de raíz, se puede utilizar un cepillo o esponja limpia (sin jabón). Ciertos alimentos como las patatas contienen tierra, por lo que se aconseja en estos casos.

Para alimentos más suaves como los tomates se recomienda lavar con un chorro de agua pero a una presión más baja, a diferencia de otros productos como los pepinos o las judías verdes que la presión del agua debe ser alta. Finalmente, otra de las ideas es utilizar desinfectantes naturales como el limón o el vinagre a la hora de lavar las frutas y verduras. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento