Unos 50 españoles están atrapados en Filipinas por el coronavirus: "La compañía aérea no nos coge el teléfono"

Helena, Carlota y Victoria, tres de las españolas atrapadas en Filipinas por el COVID-19.
Helena, Carlota y Victoria, tres de las españolas atrapadas en Filipinas por el COVID-19.
20minutos

Este domingo, 15 de marzo, el presidente de Filipinas cerró Manila por tierra, mar y aire ante la crisis sanitaria del coronavirus y la rápida expansión de esta enfermedad. Con esta decisión ha dejado a un grupo de unos 50 españoles sin posibilidades de volver a casa.

“Teníamos un vuelo para volver el día 22, nos lo han cancelado pero la compañía aérea no nos coge el teléfono para darnos ninguna explicación”, comenta la zaragozana Carlota Ágreda. “Igual que nosotras, está muchísima otra gente aquí”, añade.

En estos momentos, ella y sus compañeras de viaje, junto a otros españoles, se encuentran en Cebú y las autoridades han comunicado que pasado mañana se cierra también ese aeropuerto por orden gubernamental, lo que les haría estar “oficialmente atrapados”.

Para movilizar y agilizar las cosas, incluso han hecho un grupo de WhatsApp en el que hay decenas de personas y han escrito un mensaje que ya corre por todos los grupos: en él afirman que el consulado español en Filipinas “no les está dando ninguna solución”, e incluso que lo único que les dicen es que “busquen vuelos”, los cuales están siendo a su vez cancelados.

Aseguran que “no hay vuelos domésticos ni internacionales disponibles” y que “las compañías no fletan vuelos para salir de Filipinas y la mayoría ya tampoco vuelan a España”.

Tampoco pueden llegar a Manila en barco, ya que por mar también está todo cerrado, “aún así la gente está desesperada y está pagando una barbaridad con tal de intentar salir, para que al final se lo cancelen”, lamenta Carlota.

Están preocupados porque, por un lado, se están quedando sin dinero comprando un vuelo tras otro que siempre termina por cancelarse y, por otro lado, “la situación sanitaria en Filipinas es precaria y podría llegar a ser peligroso estar allí”, subrayan.

Están tratando de “hacer presión” y lograr la “repatriación inmediata a España”, “como otros países están haciendo con sus ciudadanos”.

Encima, desinformación

“Nos llega mucha información, no sabemos muy bien qué creer porque todos los días nos dicen mil cosas, todas contradictorias”, explica Carlota. Incluso el propio consulado de Cebú no tiene información real y les ha dicho que “las cosas cambian cada hora”.

Y concluye diciendo que no han comprado más vuelos porque “todos los que lo han hecho han visto cómo se cancelaban sus viajes y, por tanto, están perdiendo el dinero o le están cambiando el billete para dentro de un mes”. “No podemos gastarnos el dinero que nos queda para subsistir”, finaliza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento