València aplaza el pago de impuestos y los cambios de la movilidad en el centro

  • El IBI se prorroga hasta el 10 de julio, mientras la tasa por terrazas en las calles no se pagará con los negocios cerrados.
  • La limpieza de las calles incorporará lejía mientras Ribó insiste en que el suministro de alimentos está asegurado.
  • Llegir en valencià.
Reunión del Gobierno local de València, este lunes, en el Salón de Cristal del Ayuntamiento.
Reunión del Gobierno local de València, este lunes, en el Salón de Cristal del Ayuntamiento.
Ayto. València

El impacto del estado de alarma que ha obligado a confinar a la población para luchar contra la expansión de la pandemia del coronavirus empieza a pausar toda la actividad, también la administrativa, incluso el pago de los impuestos y tasas municipales, pero también los distintos planes de ciudad.

El Ayuntamiento de València ha decidido aplazar el pago de los tributos municipales y suspender el cobro de la tasa de mesas y sillas a raíz de la crisis sanitaria y del estado de alerta decretado por esta circunstancia, como ha anunciado este lunes el alcalde de la ciudad, Joan Ribó. Además, el plan para peatonalizar la plaza del Ayuntamiento y reordenar las líneas de la EMT que pasan por ella, prevista para después de Fallas, también se aplaza sine die.

Además, se ha acordado devolver la parte correspondiente de la tasa por ocupación de dominio público, con mesas y sillas, a los establecimientos que ya hayan pagado en periodo voluntario.

Ribó ha realizado este anuncio tras la reunión de la Comisión Municipal Permanente de seguimiento de la crisis del coronavirus celebrada esta jornada en el Ayuntamiento, un encuentro en el que se ha hablado del pago de los tributos municipales a partir de la actual crisis sanitaria con el fin de "ayudar a paliar" sus efectos "sobre la economía valenciana".

"Hemos analizado la vinculación del pago de impuestos en este contexto especial y la forma de retrasar la prórroga de los pagos o la posibilidad de mantener, atenuar o, incluso, eliminar determinadas tasaso impuestos", ha explicado el primer edil, que ha insistido en que "las decisiones adoptadas con motivo de las consecuencias sociales y económicas que está provocando la pandemia Covid-19 tienen la finalidad de poder ayudar, en la medida de lo posible, a superar dichas consecuencias".

Asimismo, por lo que respecta al Impuesto de Bienes Inmuebles de Naturaleza Urbana (IBI) , se ha decidido prolongar hasta el 10 de julio su periodo voluntario de pago, al igual que el del Impuesto sobre Bienes Inmuebles de Características Especiales, la Tasa de entrada de vehículos, la Tasa por quioscos en la vía pública y la Tasa de cajeros automáticos en vías públicas. Igualmente, el cobro de los recibos domiciliados de todos estos tributos se retrasa del 30 de marzo al 30 de abril. En el caso de tener domiciliado el pago del IBI en tres plazos, el primer plazo se retrasará del 30 de marzo al 30 de abril.

En cuanto al cobro de la tasa por ocupación de la vía pública con mesas y sillas se suspende temporalmente y a los recibos ya pagados se les aplicará, en su momento, las medidas de ayuda que se acuerde.

El Ayuntamiento de València ha recordado la posibilidad de poder solicitar, sin cargo alguno, el aplazamiento y fraccionamiento del pago de tributos, siempre que su pago se produzca dentro del ejercicio. Este paquete de medidas incluye también la opción ya existente de solicitar una serie de bonificaciones a los impuestos y tasas.

Joan RIbó ha reiterado la voluntad del Consistorio de dar con estas medidas "un respiro a la ciudadanía, especialmente, a los autónomos y a las pymes de la ciudad". "La administración municipal responde de forma rápida y ágil a una situación imprevista que nos afecta a todos. Con esta flexibilización de los pagos queremos mostrar el apoyo a los sectores productivos de la ciudad a la espera de las medidas que tome el Gobierno de España", ha aseverado el alcalde.

Por su parte, el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, ha destacado de estas medidas la suspensión del cobro de la Tasa de mesas y sillas. "Mientras que los negocios de hostelería de la ciudad no estén activos no tienen por qué pagar esta tasa. Por esa razón, paralizamos el pago a la espera de estudiar qué medidas tomamos dependiendo de la duración de esta situación excepcional", ha expuesto el edil.

Los cambios en la movilidad, pospuestos

El aplazamiento de los cambios en la movilidad del centro de València no se acometerán "hasta que la situación sanitaria permita" acometer este proyecto y atender, de este modo, cuestiones como esta y no las derivadas del contexto actual. Así, el concejal de Movilidad Sostenible y presidente de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), Giuseppe Grezzi, ha anunciado esta medida "dada la situación actual por la lucha por contener la expansión del Covid-19".

El edil ha destacado, en consecuencia, "la decisión de aplazar las iniciativas previstas para la peatonalización de la plaza del Ayuntamiento hasta que la situación sanitaria permita priorizar otras cuestiones como esta" .

Fuentes municipales han destacado que esta medida está "consensuada en el Gobierno municipal" y han apuntado "también incluye el aplazamiento de las modificaciones de la red de la EMT y las actuaciones que esto supone en la calle de Colón" de la capital valenciana. 

Suspensión de las mesas de contratación

Ribó ha comentado también que este lunes se han analizado, asimismo, los efectos derivados de la suspensión de las mesas de contratación en el Ayuntamiento como consecuencia de la suspensión de todos los plazos administrativos. Así, ha explicado que "en todo aquello relacionado con las adjudicaciones, se va a intentar continuar desarrollándolos en la medida que sea posible para no perjudicar la marcha de la economía local".

En este sentido, el primer edil ha recordado que a partir de este lunes, y como consecuencia también de la crisis del coronavirus, ya se puede empezar a cobrar el 25% de las ayudas a las comisiones falleras para afrontar el coste de sus monumentos como se acordó el pasado viernes.

Ribó ha añadido que se está trabajando "con toda celeridad" para hacer frente también al 50% que falta --del 75% restante de cada monumento, que tradicionalmente corría a cargo de las comisiones y que en esta ocasión será financiado por el Ayuntamiento--, como también se decidió el pasado viernes. De esta manera, el consistorio asume el 62,5% del coste total de los monumentos para que las comisiones falleras cumplan con sus compromisos. El alcalde ha señalado que se está trabajando "con toda celebridad" para que los aspectos administrativos de la iniciativa estén concluidos antes de acabar el mes de marzo.

Desinfectante en la limpieza viaria

Por otro lado, el Consistorio se está planteando introducir algún tipo de desinfectante para el baldeo de las calles y están terminando de analizar "el más adecuado", aunque seguramente será lejía. Asimismo, Ribó ha indicado que igualmente están estudiando aumentar el teletrabajo en el Ayuntamiento.

Así lo ha indicado en una comparecencia tras concluir una reunión de seguimiento del Covid-19, en la que han participado distintos concejales y responsables municipales. El primer edil ha querido lanzar un mensaje de "tranquilidad, de responsabilidad y decir muy claramente que el que esto acabe pronto, depende de cada uno de nosotros y de que seamos disciplinados en la ejecución" de las medidas establecidas en el decreto de estado de alarma acordado por el Gobierno.

Y ha hecho un llamamiento: "Esto no es una guerra, no es una cosa de que vamos a morir muchos; es una pandemia que tenemos que resolver" y para lo que "todos tenemos la información", ha manifestado Ribó. 

Preguntado por cómo valora la respuesta vecinal ante la situación de estado de alarma, ha asegurado que en general es "buena" y se está avanzando en la buena dirección aunque en el pasado fin de semana "hay personas a las que les ha costado adaptarse" pero las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, a todos los niveles, "han recordado las obligaciones de cada uno".

Suministro de alimentos "asegurado"

En esta línea, ha querido reiterar en que el suministro de alimentos está "totalmente asegurado". "Seamos responsables en la gestión de nuestras necesidades alimentarias; compremos lo que nos haga falta pensando que mañana también podremos comprar lo que hace falta, pero no acumulemos porque acabaremos tirando alimentos, desperdiciando, que es una de las causas de la insostenibilidad alimentaria".

Al respecto, ha resaltado que todos los sistemas de venta de alimentos "están asegurados todos los días, los públicos y privados, Mercavalencia, mercados municipales, supermercados privados están garantizados, protegidos y asegurados". Por tanto, ha pedido "tranquilidad" porque sostiene que es en este ámbito donde "se están manifestando los elementos más preocupantes". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento