Barcelona llama a teletrabajar y elimina impuestos ante el confinamiento pero refuerza el metro a primera hora

  • El Ayuntamiento no cobrará la tasa turística ni la de terrazas.
  • La Guardia Urbana ha sancionado a 123 personas por no obedecer las medidas del decreto de alarma.
  • Se aplaza el inicio del periodo sancionador de la Zona de Bajas Emisiones.
  • DIRECTO | Últimas noticias sobre la crisis del coronavirus.
Dos mujeres con mascarillas caminan por Barcelona en una imagen de archivo.
Dos mujeres con mascarillas caminan por Barcelona en una imagen de archivo.
David Zorrakino - Europa Press

El primer día laborable tras la declaración del estado de alarma por la crisis del coronavirus ha hecho descender este lunes la actividad en la ciudad de Barcelona por las medidas de confinamiento decretadas y debido a que la mayoría de establecimientos comerciales que no ofrecen productos de primera necesidad han tenido que echar el cierre, pero el Ayuntamiento busca que el parón en la capital catalana sea todavía mayor -ha anunciado que eliminará impuestos municipales para compensar a la pequeña economía-. Sin embargo, ha informado de que reforzará el metro a primera hora a partir de mañana martes ante una afluencia de viajeros superior a la esperada este lunes, debida a que la cantidad de ciudadanos que teletrabajan es inferior a la que el Consistorio considera recomendable.

"Hacemos un llamamiento a que se tomen medidas más contundentes para evitar la movilidad laboral privada no vinculada a servicios esenciales", ha apuntado el teniente de alcalde de Prevención y Seguridad, Albert Batlle. No obstante, ha afirmado que Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) incrementará "al máximo" la oferta en la L1 y la L5 del metro el martes a primera hora debido a la demanda superior a la prevista que se ha detectado.

La hora punta se ha avanzado este lunes una hora respecto a lo que es habitual y se han producido situaciones de concentración de personas en estas dos líneas entre las 6 y las 7 horas, cuando la disminución de pasajeros respecto a la primera hora de un día cualquiera ha sido de un 49%, un porcentaje muy alejado del descenso registrado en los últimos días.

A partir de las 7 horas la situación se ha empezado a normalizar de acuerdo con el objetivo de ocupación previsto, con una reducción de la demanda del 73% entre las 7 y las 8 horas, que ha llegado al 81% entre las 8 y las 9 horas, y que se ha mantenido a las 11 horas.

Por su parte, el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, que se encuentra aislado preventivamente en su domicilio, ha anunciado con una comparecencia telemática que el Ayuntamiento no cobrará la tasa turística ni la de terrazas de bares y restaurantes mientras dure el estado de alarma por el coronavirus, algo que contempla un primer paquete urgente de medidas fiscales que ha presentado para responder a la situación.

También ha dicho que el objetivo es aplazar y compensar el pago de tributos y tasas municipales para el uso del espacio público y, para hacerlo posible, crearán una Oficina tributaria de atención y asesoramiento para la crisis del Covid-19, que ofrecerá planes individualizados para flexibilizar los plazos para el pago y trámites de tributos municipales para empresas y ciudadanía.

Además, ha señalado que el Consistorio está elaborando un decreto "para garantizar la continuidad y la liquidez de las empresas proveedoras del Ayuntamiento".

En cuanto al trabajo de la Guardia Urbana para hacer cumplir las medidas de confinamiento, Batlle ha informado de que el cuerpo policial ha sancionado a 123 personas y ha hecho cerca de 2.000 avisos a ciudadanos en la calle este lunes. El domingo, ha dicho, se hicieron tres actas de inspección y hubo 250 avisos a locales. Hay más de 1.700 agentes que se dedican a diario a que se respete el real decreto ley de estado de alarma, ha señalado.

El teniente de alcalde de Prevención y Seguridad también ha anunciado que este lunes se han parado todas las obras públicas de la ciudad -menos las del dique del Fòrum y algunas de Glòries-, un total de 72, y que se ha dado orden de parar también las obras privadas en el espacio público.

Ha informado, asimismo, de que se ha cerrado el servicio del Bicing "para reducir la movilidad no forzosa y por higiene".

Además, ha dicho que queda aplazado el inicio del periodo sancionador de la Zona de Bajas Emisiones Rondas Barcelona, previsto inicialmente para el próximo 1 de abril. "Determinadas medidas se tendrán que posponer" a raíz del coronavirus, ha apuntado.

Por otro lado, la concejal de Salud, Gemma Tarafa, ha insistido en que "solo" se debería salir de casa para hacer compras de productos de primera necesidad o en caso de ser un profesional dedicado a servicios esenciales, para "proteger a los ciudadanos más vulnerables y evitar el colapso del sistema sociosanitario".

La movilidad en los accesos a Barcelona cae un 40%

La movilidad en los accesos al área metropolitana de Barcelona se ha reducido hasta las 11.15 horas de este lunes en torno a un 40% en el primer día laborable de aplicación del estado de alarma decretado por el Gobierno por la crisis del coronavirus.

Según ha informado el Servei Català de Trànsit (SCT), desde la medianoche hasta las 11.15 horas el volumen del tráfico ha bajado un 40,2% de salida y un 43,5% de entrada en relación a las cifras de un lunes habitual.

Cierran los hoteles

El Gremio de Hoteles de Barcelona ha ordenado este lunes clausurar todos los alojamientos hoteleros de la ciudad antes de final de mes.

Por otro lado, los hoteles de la zona norte del Maresme han cerrado este último fin de semana, después de desalojar a todos sus clientes, principalmente personas mayores de viajes del Imserso. "Los acontecimientos se han precipitado", se ha lamentado el presidente del gremio de hoteleros del Maresme, Jordi Noguera, que ya da por perdida la Semana Santa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento