Economistas temen una depresión: pautas para tratar de sobrevivir empresarialmente al coronavirus

  • Las empresas deben trazar un plan de tesorería para saber cuánto tiempo pueden resistir, ser conscientes de la liquidez de que disponen, eliminar todo gasto superfluo, renegociar créditos y buscar acuerdos de viabilidad (presente y futura) con los empleados.
  • Economistas dan por hecho la entrada en recesión y no descartan algo peor, caer en una depresión: gran disminución sostenida de producción y consumo, quiebras, alto nivel de desempleo y restricción al crédito.
Otra panorámica de la madrileña Puerta del Sol completamente vacía por el estado de alarma.
Otra panorámica de la madrileña Puerta del Sol completamente vacía por el estado de alarma.
EDUARDO MÉNDEZ

La crisis del coronavirus y su propagación por todo el mundo, y el confinamiento derivado de la población española, obviamente va a provocar una crisis económica y financiera de consecuencias imprevisibles.

Tanto las grandes empresas como las pymes (pequeñas y medianas empresas), que son mayoritarias en España, están sufriendo el parón económico y temen por su viabilidad.

Hay que evitar a toda costa que lo que comenzó siendo una crisis sanitaria y se convirtió en una crisis de confianza termine siendo una crisis de crédito real.

Según recalca el director general de inversiones de A&G, Diego Fernández Elices, el principal objetivo de las medidas de urgencia que gobiernos y bancos centrales están comenzando a implementar es "poner cortafuegos a una posible crisis de crédito". "Se trata de evitar a toda costa que lo que comenzó siendo una crisis sanitaria y se convirtió en una crisis de confianza termine siendo una crisis de crédito real. Para ello, se debe garantizar la liquidez del sistema y el acceso al crédito principalmente, de las pymes", recalca.

No se ha visto aún todo lo que gobiernos y bancos centrales están dispuestos a hacer

En su opinión, "ya se han dado muchos pasos en esa dirección, algunos de ellos muy relevantes, pero pensamos que no se ha visto aún todo lo que gobiernos y bancos centrales están dispuestos a hacer".

La solución requiere de una enorme respuesta fiscal ante la crisis sanitaria global más severa a la que nos hemos enfrentado en el último siglo

Joachim Fels, asesor económico global de la gestora de fondos PIMCO, llama a los inversores a "mantener la fe" y avisa de que la solución requiere de "una enorme respuesta fiscal" ante "la crisis sanitaria global más severa" a la que nos hemos enfrentado en el último siglo.

Economía.- Ford anula cuatro de los cinco días de ERTE en la planta de motores de Almussafes
Planta de Ford en Almussafes (Valencia)
ARCHIVO

Temor a la depresión...

El experto advierte de que va a ser necesario aunar todos los esfuerzos posibles por parte de las autoridades monetarias y políticas para evitar que el escenario ya inevitable de recesión pueda convertirse en uno de depresión

La recesión es una desaceleración normal y pasajera del ciclo económico, mientras que una depresión es el punto más bajo del ciclo. Consiste en una gran disminución sostenida  de producción y consumo, quiebra masiva de empresas, alto nivel de desempleo, hiperinflación y restricción al crédito.

... y algunas buenas noticias

Según Fels, "las buenas noticias es que parece que tanto gobiernos como bancos centrales se han puesto manos a la obra y están ya respondiendo de manera más contundente desde la semana pasada", con el último paquete de medidas anunciado ayer por la Reserva Federal apuntando el camino necesario.

Fels advierte aún así de que las medidas deberán ir más allá, y deberán concentrarse en primer lugar en “respuestas fiscales de gran calado para apoyar a negocios y a los ciudadanos” que ser verán afectados de forma inevitable por esta crisis, incluyendo rebajas fiscales y subsidios. 

Para ello, opina el experto, se necesitarán no solo mantener los costes del crédito bajos, sino mantener el flujo de crédito constante tanto para negocios como para los hogares, aprobando medidas regulatorias que relajen las condiciones del crédito y programas de financiación específicos para prestatarios no financieros. 

Philippe Waechter, Jefe de Investigación Económica de Ostrum AM (Natixis IM), considera que “el principal golpe para España es el turismo, que representa el 11% de su PIB”. Añade que “esto será un duro golpe en el sur de España, donde la tasa de desempleo ya es alta”.

Para España y Francia, según Waechter, “hay una alta probabilidad de recesión económica este año” porque se espera un “crecimiento negativo en el segundo y tercer trimestre”. También augura que “la mayoría de los países europeos tendrán debilidades importantes en la primavera”.

Efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME) realizan "reconocimientos previos" en la estación de Atocha, en Madrid, como parte de los esfuerzos de Defensa por frenar el coronavirus.
Efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME) realizan "reconocimientos previos" en la estación de Atocha, en Madrid, como parte de los esfuerzos de Defensa por frenar el coronavirus.
UME / EFE

Pautas para tratar de sobrevivir empresarialmente

Eduardo Flores, CEO de Mi director financiero, ofrece una serie de pautas para tratar de sobrevivir empresarialmente a la grave crisis derivada de la propagación del coronavirus.

1) Dedicarse al muy corto plazo para asegurar la liquidez de la empresa durante los próximos 3-5 meses. Las empresas deben trazar un plan de tesorería por meses que les diga cuántos meses pueden aguantar con los recursos de los que dispone a día de hoy.

2) Revisar los clientes que tienen pendientes de cobro. Hay que intentar asegurar el cobro de estos con todos los medios que el autónomo o la pyme tenga al alcance. "Se encontrarán con varias excusas, como que están teletrabajando y no hay nadie que se encargue de eso. Una excusa como otra cualquiera pues para hacer una transferencia solo hay que entrar en internet, acceder al banco y mandar el dinero. Hay que lucharlo, porque esto puede ser la salvación de tu empresa”, advierte Flores.

3) Atender los pagos inminentes a tus proveedores. “Al igual que quieres que te paguen debes de pagar a aquellos proveedores cuyas facturas estén vencidas. Si tienes confianza con alguno de tus proveedores negocia retrasar el pago pero, como digo, tiene que ser una negociación, no un impago”, aconseja.

4) Si la empresa tiene créditos vivos con entidades bancarias hay que intentar negociar periodos de carencia para poder liberar recursos para otros pagos más inmediatos que haya que atender. “También puedes intentar una ampliación de las líneas de crédito”, sugiere el CEO de Mi director financiero.

5) Dejar de pagar cualquier pago superfluo y que no reporte nada a la empresa en estos momentos.

6) Si hay alguna inversión importante, hay que intentar negociar un parón de unos meses si esto supone salida de recursos de la empresa.

7) "Por último y muy importante mira con lupa qué vas a hacer con tu personal. Piensa que el despido no es la única opción pues, cuando esto pase, que pasará, no te puedes encontrar solo sin tu equipo. Lo mejor es incluir a los empleados en el momento actual para pedir su colaboración. Discute con ellos qué podéis hacer y cómo afrontar juntos estos momentos. Tienes que hacerle ver a tus trabajadores que la empresa es también su forma de vida así que también ellos tienen que hacer esfuerzos”, subraya Eduardo Flores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento